Los códigos QR, la nueva tecnología para almacenar y obtener información

Al pagar en un supermercado o en una tienda departamental, sabemos que el precio será escaneado mediante un código de barras. Dicho código tendrá la información no sólo sobre el precio sino incluso si el producto tiene algún descuento o promoción en especial. Sin embargo, dichos códigos se vuelven hoy en día bastante obsoletos, si queremos consultar algún precio en uno de estos establecimientos es necesario preguntarle a un dependiente o buscar el lector de código de barras.

Ahora descubrimos pequeños cuadros bidimensionales llenos de puntos ne-gros, de pocos centímetros por lado, en páginas de revistas y en sitios web con más y más frecuencia. Mientras un có-digo de barras convencional puede al-macenar hasta mil 800 caracteres un código QR almacena hasta 7 mil 89.

Los códigos QR (Quickresponse Co-de o Códigos de Respuesta Inmediata) son una matriz de puntos que almacena gran cantidad de información y pue-den ser leídos por computadoras perso-nales, laptops, dispositivos móviles y por todos los smartphones en el mercado (a través de una aplicación gratuita).

Aunque estos códigos fueron desa-rrollados a principio de los años noventas por una empresa automotriz e inicialmente se usaban para controlar in-ventarios, hoy en día son una herramienta publicitaria de gran alcance. La gente de negocios los usa en sus tarjetas personales o como firma electrónica para almacenar sus datos de contacto, aparecen en los empaques de productosanunciando promociones y son muy utilizados por hoteles y restaurantes que muestran su ubicación mediante GPS (Sistemas de Posicio-namiento Global).

Parte del gran éxito de los Códigos QR es que su código es abierto y sus derechos de patente no son ejercidos. Cualquiera de nosotros puede en-trar a páginas como http://qrcode.kaywa.com/ o http://www.qrstuff.com/ y generar un código que contenga la información que deseemos: textos, ligas a videos de youtube, detalles de contacto o información de redes sociales. Las aplicaciones para la lectura y creación de Códigos QR existen para todos los smartphones (iPhone, Blackberry, Nokia y Android) y son gratuitas.

Algunos ejemplos del gran impacto de su uso son la empresa estadounidense productora de salsa cátsup “Heinz” que incluyó los Códigos QR en sus botellas para promover sus nuevos empaques amigables con el medio ambiente. Al leer dicho código, los usuarios eran direccionados a una página donde debían responder preguntas sobre el medio ambiente para ganar premios. “Heinz” reportó más de un millón de lecturas de dichos códigos.

Todos conocemos bien sobre la puntualidad inglesa, pero gracias a la utilización de códigos QR en las paradas de transporte público, los usuarios pueden saber ahora en tiempo real a qué hora pueden esperar el autobús.

También existen casos no tan exitosos del uso de los Códigos QR, la Librería Británica lanzó una campaña de publicidad en todas las estaciones de metro de Londres; sin embargo, estas estaciones no tienen señal de wi-fi lo que no permite que di-chos códigos sean escaneados. O los Códigos QR que se pintaron en grandes espectaculares cuya altura jamás permitiría que pudieran ser alcanzados por dispositivos móviles.

El código QR que acompaña este artículo no es una simple ilustración, utiliza tu computadora o te-léfono para descubrir una promoción que te permitirá acercarte más al mundo de la ciencia.

*@romeromaximo · r_maximo@yahoo.com