El Planetario de Puebla “Germán Martínez H.”, centro emblemático de divulgación científica en Puebla

Aquellos que vivimos y crecimos en Puebla en la década de los ochenta recordamos siempre alguna excursión escolar o visita con nuestros padres al Planetario de Puebla. El Planetario se inauguró en febrero de 1985, por el entonces gobernador del estado de Puebla, Guillermo Jiménez Morales. El arquitecto encargado del diseño fue Jorge Cubillas, quien tuvo la idea de hacer una pirámide que mantiene una escala de 4 a 1 con la mayor de las pirámides de Guiza, Egipto, y es aún mayor que la innovadora pirámide construida en el Museo de Louvre en París, Francia. Se compró un proyector Omnimax, que era el proyector más avanzado de la empresa canadiense Imax en su momento, y también fue inaugurada en 1985 una sala Omnimax en París.

El proyector tiene una lámpara de 15 mil watts, que es de tres a cinco veces más potente que las lámparas de los proyectores convencionales. La pantalla, en forma de domo, da la sensación de encontrarse inmerso dentro de la proyección debido a que tiene la curvatura ideal para el ojo humano.

En sus inicios el Planetario de Puebla también tenía una esfera de estrellas con la capacidad de proyectar 10 mil 400 estrellas. Esta tecnología permitía también simular constelaciones, amaneceres, anocheceres, formaciones planetarias, etcétera.

El planetario fue siempre más que un lugar para proyectar películas; se llevaron a cabo exposiciones y congresos. Había cursos de verano para niños, cursos de astronomía, química, física, electricidad, entre otros. En conjunto con la UNAM se organizaban los “Sábados en la Ciencia”, que consistían en conferencias impartidas por investigadores de la UNAM. También se llevaban a cabo homenajes a científicos como Niels Bohr, Johannes Kepler, Edwin Hubble y Josep Louis Lagrange, actos a los que asistieron personalidades como los embajadores de Dinamarca y Francia y agregados culturales.

Desde meses antes a su inauguración hasta el año 1996, el planetario fue dirigido por el M. C. Germán Martínez Hidalgo, quien decía que “un planetario indica el nivel cultural de una ciudad”. En el año 2009 el Planetario de Puebla fue renombrado en su honor como “Planetario de Puebla Maestro en Ciencias Germán Martínez Hidalgo”.

El mismo 2009 se fundió la lámpara del proyector, lo que hizo que el planetario se mantuviera cerrado hasta abril de 2012. En este año, el gobierno del estado de Puebla reconoció la importancia de recuperar el Planetario de Puebla para que los habitantes del estado pudieran disfrutar y aprender sobre todos los campos de la ciencia y la tecnología.

En 2011 el gobierno del estado de Puebla, a través del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Puebla (Concytep), en conjunto con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), lanzó una convocatoria pública para que se presentaran proyectos integrales de rehabilitación y reapertura del Planetario de Puebla. El proyecto que resultó ganador incluía no sólo la reparación del proyector Imax, sino un nuevo diseño de todo el espacio que ahora simula una estación de reparación planetaria con el objetivo de concienciar a los visitantes sobre el cuidado de nuestro planeta.

En abril de 2012 se abrió al público el renovado Planetario de Puebla que contaba también con un nuevo proyector digital de última generación, que sustituyó al proyector de estrellas. Asimismo, se habilitaron áreas para tener exposiciones permanentes, itinerantes y talleres, donde los visitantes pueden aprender sobre robótica, química, física y biología una hora antes de cada proyección. El área de juegos interactivos cuenta con experimentos y juegos didácticos de la marca más reconocida en el mundo, donde de forma lúdica se puede aprender sobre las constelaciones, las fases lunares, sistemas de estrellas, experimentos espaciales, la caída en el vacío, radiotelescopios y muchas más.

El Planetario de Puebla es hoy en día el corazón de la divulgación científica en el estado de Puebla. Además de las proyecciones, talleres y exposiciones, se han llevado a cabo conferencias magistrales con personalidades de la talla de Rodolfo Neri Vela, primer astronauta mexicano en volar al espacio exterior, y John Ellis, importante físico teórico líder en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas Elementales en el CERN en Suiza, entre otros.

A principios de este 2013 se anunció el inicio del ciclo de conferencias conmemorando el centenario del natalicio de Guillermo Haro que han tenido sede en el Planetario. Estas conferencias iniciaron con “El día en que Tonanzintla cerró el universo”, impartida por el investigador Omar López Cruz, del INAOE, siguiendo con “El origen del INAOE y sus telescopios”, por el doctor Alejandro Cornejo Rodríguez. Asimismo, el Concytep, en colaboración con la Academia Mexicana de Ciencias, organiza los “Jueves en la Ciencia”, conferencias magistrales abiertas a todo público donde los investigadores más importantes exponen sus investigaciones en un lenguaje accesible.

El Planetario de Puebla “Germán Martínez Hidalgo” ha recuperado así su importancia como el centro de divulgación científica más importante en la región. En los primeros ocho meses desde su reapertura ha recibido a más de 80 mil visitantes, destacando que el planetario es parte del programa “Pasaporte Cultural” del gobierno del estado, por lo cual todos los estudiantes y personas con capacidades diferentes entran gratuitamente al presentar su pasaporte.

Si desean conocer más sobre las conferencias y proyecciones, o desean planear su visita, los invito a la página www.planetariopuebla.com, donde encontrarán todos los detalles y atractivos que ofrece a la ciudadanía el renovado Planetario de Puebla.

*r_maximo@hotmail.com