BUAP, sede del Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste de México

Respondiendo a la convocatoria “Apoyos Complementarios para el Establecimiento y Consolidación de Laboratorios Nacionales” del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) y la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) presentaron el Proyecto “Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste de México” (LNS).

El proyecto aprobado por Conacyt tendrá su sede en el Data Center del Sistema de Información Universitaria (SIU) de la BUAP, y será una herramienta de soporte computacional de alto desempeño que elevará la competitividad en la investigación científica y resolución de problemas sociales, con lo que Puebla y la región se colocarán en un nivel de competitividad internacional.

p-18El concepto de supercómputo se define como la combinación de una supercomputadora y un conjunto de herramientas que optimizan el procesamiento de cálculos numéricos. Una de sus características es ser un sistema con un número masivo de procesadores conectados, así como una gran cantidad de memoria que puede ser de tipo compartido o distribuido. Tal tecnología permitirá realizar modelos de investigación y contar con resultados en  unos cuantos minutos, lo que tradicionalmente  duraba  meses. EL LNS contará con más de 5 mil núcleos de procesamiento, con una velocidad superior a los 100 TFLOPS, interconexión superior a 40 Gbps y almacenamiento de mil TB, comparable a los de otros centros académicos de excelencia a nivel nacional.

Avalado con el currículum de 89 investigadores de los institutos de Física y Ciencias y las facultades de Ciencias Físico Matemáticas e Ingeniería, de la BUAP,  de la UDLA y el  INAOE, la máxima casa de estudios en Puebla se erige como institución líder de lo que será el primer laboratorio de supercómputo en el estado y la región —el tercero en el país, además del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT), de San Luis Potosí,  y de la UNAM—,  herramienta utilizada en los grandes centros de  investigación como la Organización Europea para la Investigación Nuclear, conocida por sus siglas como CERN.

Concebido como un proyecto de largo alcance, la primera etapa del LNS está diseñada  para proveer a los investigadores y a los posgrados —de  áreas como Física, Ciencia de Materiales, Física Aplicada, Ciencias Químicas, Semiconductores, Ingenierías y Ciencias de la Computación— de un soporte computacional de alto desempeño, cuyo propósito es incrementar su competitividad.

En una segunda y tercera etapa, se busca dotar  de esta herramienta a las instituciones de educación superior de la región, así como a empresas, industrias y dependencias de gobierno que demanden supercómputo para el diseño de prototipos, optimización de procesos, innovación, almacenamiento y procesamiento de datos.

El grado de consolidación de centros e instituciones en Puebla, como la  BUAP, UDLAP e INAOE, ha llevado a la creación del LNS, como un laboratorio complementario a los ya existentes: el del Centro  Nacional de Supercómputo del IPICYT, en San Luis Potosí, y el de la UNAM,  que trabajarán en estrecha colaboración.

Este proyecto contará con fondos del Conacyt por 18 millones 400 mil pesos y con fondos recurrentes por 30 millones de pesos por parte de la BUAP, y 3.5 millones de pesos por dos instituciones asociadas: el INAOE, 3 millones de pesos, y la UDLA, 500 mil pesos.

 

*hsalazar@fcfm.buap.mx