La Panadería

Cuando llegué al INAOE, además de los telescopios, que era a lo que iba, había otro sitio multimencionado en el cerro de Tonantzintla. Le llamaban, y creo que le llaman todavía, La Panadería, se trataba del laboratorio de microelectrónica, y recibía el nombre debido a los hornos.

Lo que inició con una línea de fabricación de circuitos MOS, a la fecha, con un número mayor de investigadores, ha logrado desarrollar prototipos de microelectrónica y MEMS que pueden usarse en las telecomunicaciones y la medicina.

Posteriormente me enteré que Guillermo Haro dio inicio a la óptica y electrónica de manera independiente en 1971, al fundar el INAOE, ya que hasta ese momento ambas ramas habían crecido como  apoyo a los telescopios, en cuestiones de sistemas ópticos y en temas de control e instrumentación.

Desde entonces siempre he tenido contacto con la electrónica, no solo en la coordinación de electrónica, sino también en los observatorios, donde los electrónicos son indispensables por lo mismo, para que los telescopios, detectores e instrumentos funcionen adecuadamente, aunque ahora desarrollando sus proyectos con otras aplicaciones.

La electrónica está, desde luego en todos lados, pero desde la parte astronómica es tan fuerte el requerimiento que desde hace varios años se han abierto opciones de posgrados en instrumentación astronómica, dentro de los posgrados en astrofísica, recibiendo ya no solo a los físicos, sino a ingenieros con cierta “debilidad” por la astronomía.

Debo corregirme de un párrafo anterior, no fue hasta llegar al INAOE cuando conocí un poco el mundo de los electrónicos, sino desde la licenciatura, la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas de la entonces UAP, que incluía cuatro colegios: Física, Matemáticas, Computación y Electrónica. Tomé varios cursos junto con estudiantes de electrónica con quienes compartíamos las experiencias de profesores, cursos y laboratorios.

Lo mismo que sucedió en Microelectrónica ha sucedido con otras áreas de la Electrónica. En el INAOE actualmente se realizan actividades de investigación desarrollo tecnológico y formación de recursos humanos en las áreas de dispositivos electrónicos, tecnología de fabricación de dispositivos y circuitos integrados en silicio, diseño de circuitos integrados, desarrollo de CAD, verificación de circuitos y sistemas electrónicos VLSI, Instrumentación Electrónica y Sistemas de Comunicaciones, mientras que en la BUAP, en la Facultad de Ciencias de la Electrónica se están formando profesionales con habilidades de gestión y desarrollo del conocimiento científico y tecnológico en las áreas de Electrónica, Mecatrónica y Automatización.

Varios de los temas en los que investigadores de la BUAP y el INAOE trabajan son abordados en este número, pero no son las únicas instituciones que hacen electrónica. Nuestra región es prolífica en esta área, en la UDLAP, el Instituto Tecnológico de Puebla, y oros centros de prestigio, se desarrollan excelentes proyectos en Electrónica y temas afines que presentaremos, seguramente, en un próximo número, mientras esperamos que disfruten las presentes contribuciones, así como nuestras ya conocidas columnas.

 

rmujica@inaoep.mx