Tv Axolotl, un monstruo con sonrisa muy mexicana

Amigos y queridos lectores, ya en otras publicaciones hemos abordado temas sobre algunas especies emblemáticas para México como es el caso del ajolote, dando a conocer sobre su importancia cultural y científica, sin dejar de lado el lugar que ha tenido y tiene para artistas plásticos, músicos y escritores. Pues bien, sin afán de asediarlos, hablaremos una vez más sobre los ajolotes de México, pero en esta ocasión abordaremos el tema con el objetivo de darles a conocer un proyecto que pretende ser una especie de santuario electrónico, en donde podremos encontrar información valiosa sobre cada una de las especies del género Ambystoma y así apoyar a proyectos de conservación; lo anterior, mediante la divulgación sobre su importancia biológica, cultural y científica, y un poco más.

Ilustración: Diego Tomasini / Dibrujo

Ilustración: Diego Tomasini / Dibrujo

En esta ocasión les platicaremos un poco sobre el proyecto que lleva por nombre “AxolotlTv, un monstruo con sonrisa muy mexicana”. Es bien conocido que cuando el escritor Julio Cortázar vio a estos organismos por primera vez, quedó estupefacto ante su inquietante morfología y comportamiento, tanto que redactó un cuento titulado Axolotl en donde con frases magistrales desde las primeras líneas nos hace saber el sentimiento despertado en él, por estos peculiares animales.

 

“Hubo un tiempo en que yo pensaba mucho en los axolotl. Iba a verlos al acuario del Jardín de Plantas y me quedaba horas mirándolos, observando su inmovilidad, sus oscuros movimientos. Ahora soy un axolotl.”

Fragmento de Axolotl. Cortázar., Final del Juago 1956.

 

Arriba, dentro de las primeras líneas del cuento Axolotl, podemos apreciar una frase que seguramente todos los que hemos tenido la oportunidad de estar cerca a uno de estos animales ha podido experimentar, debido a la atracción que causa su mirada, su ser,  “Ahora soy un axolotl”, y es que este sentimiento nos hace entender por qué esta especie asombró a los antiguos pobladores del valle de Tenochtitlán o a los purépechas asentados a las orillas de la laguna de Pátzcuaro, en Michoacán, ellos lo llamaron “Achoque”.  Años más tarde secuestró la mirada y los trazos de Diego Rivera, en donde ocupó un lugar muy especial en su obra llamada El agua, origen de la vida, de 1951, que puede ser apreciada dentro del Cárcamo de Dolores en la Segunda Sección de Chapultepec. Escritores de la talla (por mencionar algunos) de Octavio Paz, Salvador Elizondo, Juan José Arriola, Gutierre Tibón y José Emilio Pacheco, entre muchos más, le han dedicado un poco de su corazón, ya que el último lo llamó “Nuestro Emblema” y no por nada.

Y es así como llegamos al México que conocemos ahora o por lo menos el que le ha tocado a nuestra generación y, es que al escribir estas líneas no podemos dejar de mencionar a grupos organizados que tienen como objetivo el fomento a la cultura y que verdaderamente han adoptado al ajolote como un emblema, tal es el caso del Colectivo Nezarte-Nel de Ciudad Neza con esos murales que hasta hace algunos años podíamos observar a la entrada de la gran ciudad de México. Encontraremos que en los estados en donde el género Ambystoma con 18 especies presenta distribución como: estado de México, Michoacán, ciudad de México, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Jalisco, Hidalgo, Guanajuato, Querétaro, Tlaxcala y Puebla, existen diferentes grupos que además de realizar esfuerzos para su conservación reforzados con trabajos de corte científico, encuentran en el ajolote una musa que permite diferentes expresiones artísticas, lo que a su vez permite generar programas entre los que destacan los educativos en materia ambiental.

En Puebla, uno de los estados con mayor biodiversidad a nivel nacional encontramos dos especies de ajolote Ambystoma velasci y A. Taylori (endémico de la laguna de Alchichica). Es así como los colectivos Callicoatl y La Pesera presentan el proyecto “AxolotlTV, un Monstruo con Sonrisa muy Mexicana”, apoyado por el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla con una beca mediante el programa denominado Becas de Innovación Artística y Estímulo a la Creación 2016, el cual pretende sensibilizar a los internautas mediante la creación de una página (www.axolotltv.com),  ilustrada por el artista plástico Diego Tomasini “El Dibrujo”, en donde se presentará un video en tiempo real que dará conocer un poco del comportamiento de los ajolotes en cautiverio, recopilando algunos de los sentimientos generados los cuales serán publicados en una cuenta de Twitter @Axolotltv y en un catálogo que pretende abonar a la cultura popular en torno a estas especies; así mismo, se brindarán talleres de manera mensual a escuelas (preescolar, primaria, secundaria y preparatoria) y público en general, en donde se darán a conocer trabajos que distintas personas y colectivos realizan para la conservación y conocimiento de estas especies.

Como Roger Bartra lo ha expresado en su libro Axolotiada, Vida y obra de un Anfibio Mexicano en 2011. “El axolote, extraño animal que tiene paralizado el poder metamórfico, parece dotado de una extraordinaria fuerza metafórica… Esperamos que este proyecto cumpla con el objetivo planteado y, con gran ánimo de verlo poco a poco crecer, los invitamos a conocerlo y a participar activamente en él para que juntos logremos que el tiempo nunca lo alcance. Ya que la extinción es para siempre.

 

Twitter: @helaheloderma

FB: Tras las huellas

traslashuellasdelanaturaleza@hotmail.com