El derecho a los cielos oscuros

La sociedad en general, y la mexicana en particular, tiene un gran interés en la astronomía. Ya hemos mencionado en otros números de SyC que es una disciplina muy visual, que ha servido como puerta de entrada para que un público, cada vez más amplio, entre en contacto con  las mal llamadas ciencias duras y se dé cuenta de la importancia y atractivo de ellas.

p-03La Noche de las Estrellas ha resultado ser uno de los mejores vehículos para lograr este objetivo. A través de la astronomía, poco a poco se va afianzando una cultura científica en casi todos los estratos de la población. Hemos logrado llegar a comunidades con muy pocas oportunidades, lo que sólo se puede lograr con la participación de gran cantidad de instituciones, las más importantes del país entre ellas. Institutos de investigación y de cultura, universidades públicas y privadas, escuelas de diversos niveles educativos, asociaciones civiles, museos, bibliotecas, así como la participación de proveedores de telescopios y, desde luego, astrónomos aficionados.

La Noche de las Estrellas es una fiesta astronómica que, valga la redundancia, nació con estrella. Desde su primera edición en 2009, tuvo un gran éxito, aunque un tanto inesperado. La combinación de zonas arqueológicas y telescopios resultó una combinación perfecta. Todas las sedes se desbordaron. Luego de ese gran impacto, cada año hemos propuesto una temática representativa a nivel mundial,  congregando hasta el día de hoy a más de un millón de personas y poniendo a disposición del público más de dos mil telescopios.

La primera edición ocurrió durante el Año Internacional de la Astronomía, y tuvo un fuerte apoyo de Francia, a través de su embajada, ya que en ese país se realiza la Noche de las Estrellas cada año desde 1991 en más de 400 lugares, aunque con menos asistencia

Para cada una de las ediciones se ha generado un eslogán, de acuerdo a la  temática:

2009 “El Cielo de Nuestros Antepasados”, en el Año Internacional de la Astronomía.

2010 “Nuestro Universo en Movimiento”, en los aniversarios de Independencia-Revolución.

2011 “Haz Química con el Universo”, en el Año Internacional de la Química.

2012 “Universo Maya”, por aquello de las supuestas predicciones del fin del mundo.

2013 “El Universo y el Agua… Sumérgete en el cielo”, en el Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua.

2014 “El Universo según el cristal con que se mira”, Cristales en la Tierra, el Universo y la vida, en el Año Internacional de la Cristalografía.

2015 “Préndete con la luz del Universo”, en el Año Internacional de la Luz.

La edición 2016 lleva como eslogan “Menos focos más estrellas, en busca del cielo perdido”, no está asociada a la temática del año internacional, sólo al derecho a los cielos oscuros y trataremos de hacer conciencia de los efectos nocivos de la contaminación lumínica no sólo en la astronomía sino en la salud humana y en los seres vivos.

Mientras que en 2009 contamos con 23 sedes, en 2016 serán alrededor de 80, ubicadas en 31 entidades de la República Mexicana y en las últimas ediciones se han sumado algunos países como Brasil, Colombia, Costa Rica y China.

Queremos, cada año, acercar la astronomía, y la ciencia en general, a una mayor cantidad de personas, así que invitamos a los propietarios de telescopios a llevarlos a alguna sede y compartirlo con el público. La mayoría de los asistentes no ha tenido la oportunidad de apreciar los objetos celestes a través de uno de estos instrumentos.

En Puebla, en 2016,  tendremos 10 sedes, algunas  de ellas pequeñas, pero en comunidades muy aisladas, otras ya consolidándose y un par más con una gran afluencia. Puebla, Cholula, Atlixco, Ciudad Serdán, Tepetzala, Tepeaca, Ixtacamaxtitlán (con dos sedes), Tlatlahuquitepec, Trinidad Tepango y Zacapoaxtla, estarán promoviendo el derecho a mirar el cielo. En este número compartimos artículos que nos muestran la importancia de los cielos oscuros. Esperamos que los disfruten y los esperamos en alguna sede de la Noche de las Estrellas para que disfruten el cielo.

 

rmujica@inaoep.mx