Del Aula al Universo (DAU)

p-12 Antecedentes

Desde hace más de 35 años el Taller de Óptica de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM) de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), a la par de nuestras labores de investigación y docencia, hemos construido telescopios astronómicos para aficionados.

En el año 2011 el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), la empresa Celestron y la FCFM de la BUAP, creamos el programa Del Aula al Universo (DAU), que dotó de telescopios a más de 600 escuelas de varios estados de la República Mexicana.

A partir del año de 2016 el programa DAU quedó a cargo de la FCFM-BUAP y de la Sociedad Astronómica de México (SAM). A la fecha hemos construido más de 800 telescopios y capacitado a más de 5 mil personas, entre estudiantes y profesores.

 

Objetivo

El objetivo de este programa es acercar a los estudiantes y docentes a los estudios y prácticas científicas. Para lograrlo practicamos la siguiente metodología.

 

Metodología

Para lograr el objetivo arriba descrito invitamos a los estudiantes y docentes de la escuelas que participan en el programa DAU a:

  1. a) Terminar la construcción de un telescopio newtoniano de 14 cm de diámetro y 120 cm de distancia focal.
  2. b) Capacitarse en el uso del telescopio astronómico por medio de un curso teórico práctico. Al final de este curso los participantes son capaces de observar varios objetos astronómicos (Sol, Luna, planetas, galaxias, cúmulos estelares, etcétera).

 

Recursos del programa

Los recursos del programa provienen de las fuentes:

1) la sociedad de padres de familia,

2) las presidencias municipales,

3) algunas empresas de entorno,

4) la BUAP,

5) la Sociedad Astronómica de México (SAM).

 

1) La sociedad de padres de familia comúnmente aporta la cantidad de 3 mil 500 pesos por telescopio, mismos que cubren alrededor de 80 por ciento de los materiales empleados en la construcción del telescopio.

2) Hemos tenido las experiencias de empresas (en Cananea, Sonora) que han financiado tanto el costo de los telescopios como el traslado de los materiales y capacitadores.

3) Algunos ayuntamientos como el de Atlixco (18) y gobiernos estatales como el de Oaxaca (400) y Quintana Roo (36) han financiado el costo de telescopios para escuelas de su municipio y estados.

4) En la FCFM de la BUAP

4.1) se construyen las diferentes partes mecánicas (bases de los espejos, monturas para buscador, abrazaderas, montura ecuatorial, contrapesos pedestal, etcétera) y ópticas (espejos primario y secundario) del telescopio. Esta actividad es realizada por el equivalente a tres técnicos de tiempo completo, un apoyo administrativo y un responsable del taller. Durante el curso impartido se asesora a los estudiantes y profesores para la terminación del telescopio (proceso que dura aproximadamente 96 horas-hombre). Los recursos para el pago corren a cargo de la BUAP.

Se capacitan a los participantes en el uso astronómico del telescopio. Este proceso se lleva a cabo por medio de un conjunto de seis conferencias y 12 horas de observación astronómica. Para la capacitación práctica se asigna a un conjunto de capacitadores astronómicos que son estudiantes voluntarios de la FCFM-BUAP. Cada telescopio tiene asignado a un capacitador.

4.2) Se imparte el curso usando los talleres (mecánica y óptica), los auditorios y explanadas de Rectoría para las prácticas nocturnas de observación.

5) La SAM apoya al programa aluminizando los espejos primarios y secundarios a bajo costo.

 

Repercusiones del programa

Las repercusiones más importantes del programa pueden enumerarse en:

1) Los profesores y estudiantes construyen de forma entusiasta un instrumento científico que funciona. Es una grata experiencia científica ver que efectivamente un proyecto abstracto se concretiza en algo que se puede ver, tocar y usar.

2) Los profesores y estudiantes que construyeron su telescopio lo muestran en funcionamiento en observaciones diurnas y nocturnas. Esto es socialmente importante puesto que se muestra un logro de un proyecto escolar ejecutado por estudiantes y profesores y con asesoría universitaria.

3) El telescopio es mostrado ante la comunidad integrada, al menos por las familias de los estudiantes. Aunque también se hacen observaciones astronómicas en plazas públicas auspiciadas y/o permitidas por las autoridades locales. Esto último conduce a una ganancia de prestigio de la escuela que lleva los telescopios y conduce las observaciones astronómicas, dentro de las que se incluyen el sol.

 

Desarrollo tecnológico

En el Laboratorio de Pruebas ópticas de la FCFM de la BUAP hemos desarrollado la investigación científica pertinente para:

1) Disminuir el tiempo empleado en parabolizar los espejos primarios. Al inicio del programa el técnico invertía 60 minutos para parabolizar cuatro superficies y derivado de nuestras investigaciones (referencia) actualmente invertimos 10 minutos en parabolizar los mismos cuatro espejos.

2) Hemos medido el astigmatismo en los espejos (referencia) que se producen en máquinas pulidoras comerciales encontrando que se debe al error mecánico en la construcción de tales máquinas (referencia).

3) Hemos desarrollado programas de cómputo que permiten la evaluación de superficies ópticas tan sólo observando un patrón llamado Ronchigrama.

4) Desarrollamos una nueva montura ecuatorial para los telescopios. Dicho programa tiene la funcionalidad igual a la que donaba Victorinox y su durabilidad es mucho mayor ya que es elaborada con refacciones mexicanas fabricadas para rendimiento industrial por lo que su durabilidad es mucho mayor.

5) Con base en la experiencia mencionada hemos desarrollado una plataforma (FOOOSS referencia) en la que hemos puesto a disposición de cualquier estudiante y/o profesional, de cualquier parte del mundo, de la óptica un conjunto de programas de Cómputo.

 

Problemas a resolver

El programa ha sido financiado por la BUAP y las escuelas, gobiernos municipales y estatales. Esta debe continuar si se logra la gestión adecuada.

El problema principal es el de organizar a grupos de escuelas por cabeceras municipales y/o a nivel estatal.

La experiencia desde las cabeceras municipales puede hacerse desde la presidencia municipal y el regidor de educación, como en caso de los municipios de Atlixco y San Pedro Cholula.

A nivel estatal la organización en el estado de Oaxaca fue desde el Cocyt (Consejo Oaxaqueño de Ciencia y Tecnología) y aprovecharon el recurso gestionado ante el Conacyt para la difusión de ciencia y tecnología.

 

acordero@fcfm.buap.mx