Aprender a enseñar para enseñar a aprender

18_n22

Los cambios vertiginosos que se vienen dando en todos los ámbitos requieren conocer los nuevos contextos sociales que ponen en crisis la transmisión tradicional del conocimiento y, por ende, las prácticas pedagógicas que se han utilizado por decenas de años.

La falta de formación docente en profesores universitarios los ha mantenido ocupados actualizándose en contenidos conceptuales sobre sus disciplinas, asignaturas y materias, pero no necesariamenteen su formación para aprender a enseñar y enseñar a aprender a los alumnos para que construyan y deconstruyan sus conocimientos.

Resulta bastante difícil modificar las creencias de que un buen profesor universitario es aquel que tiene pleno dominio dela parte científica de su materia y pocas aptitudes a la hora de enseñar.

Muchos maestros suelen afirmar que tienen su propio “método” de enseñanza adquirido a través de los años en que fueron alumnos,y lo defienden diciendo que “enseñan” a partir de la imitación que hacen de aquellos que consideraron sus buenos maestros.

En materia educativa no hay esfuerzo que sobre ni buena voluntad que ilumine para obtener resultados diferentesen los índices decalidad deeducaciónque ocupa nuestro país.Por ello es urgente quetodo profesor conozcanuevas formasdehacer y depensar en el aula para desaparecer ese fantasma que acompaña su labor docente; la práctica tradicional.

El compromiso de un maestro lo lleva a actualizarse, no sólo en su área disciplinar, sinoen formación docente, apoyándose en los aportes de las ciencias de la educación para que visualicenclaramente las interrelaciones de su disciplina y de la educación con la sociedad de acuerdo con el contexto en que sedesenvuelven y eviten que tanto cultura como educacióndependan del mercantilismo tan característico de la globalización, tratando de parafrasear a Habermas.

La sugerencia es conocer ycompartir un léxico común de términos manejados indiscriminadamente tales como: estrategia, técnica, método, capacidad, habilidad, para saber exactamente lo que se hace cuando se está al frente de un grupo de alumnos.

Estrategia: secuencia de acciones intencionales, pensadasy dirigidasa alcanzar un objetivo o meta relacionados con el aprendizaje. (Kirby, 1984).

Técnica: acción que se realiza de forma más o menos mecánica, que no tiene un propósito de aprendizaje por parte de quien la pone en práctica y están subordinada a la estrategia. (Schmeck, 1988; Nisbet, 1991).

La diferencia entre estrategia y técnica es muy tenue y son los objetivos y las metas de aprendizaje los que permiten visualizarla. Por ello es importante que un profesor realice lo siguiente:

1. Defina objetivos o metas de aprendizaje

2. Elija actividades a poneren práctica

3. Tener claro qué, cómo y para qué evaluar

4. Proporcionar ayuda pedagógica a los alumnos para favorecer el aprendizaje de las estrategias.

Estrategia de aprendizaje: Proceso (consciente e intencional) para tomar decisiones por parte de los alumnos, aumentar la conciencia sobre sus operaciones y decisiones mentales al aprender o solucionar problemas, favorecer el conocimiento y analizarlas condiciones en que se producen sus aprendizajes. Derry (1986)

Método: serie de prescripciones ordenadas de cierta complejidad y precisión para actuar con un principio orientador razonado y con fundamentación ideológica, filosófica, psicológica o pedagógica. (Monereo, 1994)

Hay métodos de lectura, métodos de enseñanza y métodos educativos, los cuales pueden incluir diferentes técnicas que pueden ser complejas.

Los métodos no garantizan resultados seguros.

Cuando se trate de utilizar un “método” propio, hay que tener presente lo que implica y los resultados que se pueden obtener, además de que un método no surge si no hay investigación educativa.

Capacidad: aptitud de tipo genético que se desarrolla con la experiencia para que se convierta en una habilidad individual (Schmeck, 1988)

Habilidad: habilidad que se expresa en conducta porque se ha desarrollado a través de la práctica y con el uso de procedimientos. Se puede utilizar de forma consciente o inconscientemente de forma automática. (Schmeck, 1988)

Ser hábil requiere por lo tanto de una capacidad potencial y el dominio de algunos procedimientos que permitan tener éxito en las tareas planteadas.

Como docente es importante no confundircapacidades con habilidades y con estrategias, además de distinguir estas últimas de las técnicas.

Se sugiere el libro de Monereo, C . (Comp.) (1994) Las Estrategias de Aprendizaje. Grao, Barcelona. Para profundizar en los conceptos mencionados anteriormente.

Habermas, J. (2009). Después de la bancarrota: sobre la necesidad de un orden internacional: entrevista. Colombia: Pontificia Universidad Javeriana – Facultad de Educación, 2009. p 3, 11 p.

*lucy_11_2001@hotmail.com