De las lunas, la de octubre es la más roja

Dicen que la de octubre es más hermosa. A algunos les parece más grande, otros la ven más brillante, quizá algunos creen ver más detalles, sin embargo, en los últimos tres meses hemos tenido oportunidad de platicar sobre el fenómeno de la superluna, en el cual, debido al máximo acercamiento con la Tierra, la Luna sí es más grande, aunque sólo aparentemente, y sí es más brillante (http://saberesyciencias.com.mx/2014/09/04/superluna-la-ultima-del-ano/).

p-17aLo más probable es que el dicho de la luna de octubre se trate de otro efecto, luego de tantas semanas de lluvia y varios meses sin poder observarla, es que cuando la vemos en octubre, nos parece más hermosa. Y luego, si la vemos cerca del horizonte, donde, debido a que hay objetos para comparar, pues nos parece más grande, efecto que ya también comentamos en este suplemento y que se trata de la llamada “ilusión de la luna”.

Atacado el mito, nos pasamos a comentar dos fenómenos astronómicos que involucran a la Luna y que sucederán este mes. En un artículo anterior en este suplemento (http://saberesyciencias.com.mx/2014/02/03/cuatro-eclipses/) mencionamos los cuatro eclipses que sucederían en 2014, dos de Sol y dos de Luna, dos de ellos ya pasaron, uno total de Luna que sucedió en abril, desafortunadamente con cielos cubiertos de nubes en buena parte del país, (aunque nos dio oportunidad de ver la totalidad por un rato), y otro, de Sol, que no fue visible en México. Ahora, el 8 y 23 de octubre, sucederán los dos eclipses restantes del año, uno total de luna y uno parcial de sol.

La Luna se pone roja durante el eclipse total y eso nos permite estudiar las condiciones de la atmósfera. El tono varía de eclipse en eclipse, no sólo debido a las condiciones atmosféricas, también la trayectoria de la Luna en la umbra es crucial.

Un astrónomo francés, André-Louis Dajon propuso una escala simple, de cinco puntos, para evaluar el brillo y apariencia visual de la Luna durante un eclipse total. Se define como sigue:

L = 0  Eclipse muy oscuro.

Luna casi invisible, especialmente a la mitad de la totalidad

L = 1  Eclipse oscuro, coloración gris o café.

Detalles distinguibles con dificultad.

L = 2  Eclipse de color rojo profundo o herrumbroso.

Sombra central muy oscura, mientras que la orilla externa de la

umbra es relativamente brillante.

L = 3  Eclipse color ladrillo.

Usualmente la sombra umbral tiene un borde brillante o amarillo.

L = 4  Eclipse naranja o cobrizo muy brillante.

La sombra umbral tiene un borde azulado muy brillante.

 

8 de octubre, eclipse total de Luna

La mejor visibilidad del eclipse se tendrá desde el Océano Pacífico y las regiones circundantes. La tercera parte del noroeste de América del Norte también verá la totalidad, más hacia el este, varias fases del eclipse ocurren antes de la puesta de la Luna. Todas las fases serán visibles también desde Nueva Zelanda y 1/4 del territorio este de Australia.

p-17bEl eclipse ocurre cinco días después del perigeo (6 de octubre a las 09:41 horas), por lo que la Luna se verá 5.3 por ciento más grande que durante el eclipse del 15 de abril (32.7 minutos de arco vs. 31.3 minutos de arco). La fase total del eclipse durará 59 minutos. Los horarios de las principales fases del eclipse, para el centro de México, se muestran a continuación:

P1: Comienzo de la fase penumbral: 03:15:33

S1: Comienzo del eclipse parcial: 04:14:48

S2: Comienzo del eclipse total: 05:25:10

Totalidad (Máximo): 05:54.36

S3: Fin del eclipse total: 06:24.00

S4: Fin del eclipse parcial: 07:34:21

P4: Fin de la fase penumbral: 08:33:43

Aquellos con un telescopio, pueden aprovechar para observar el planeta Urano que estará sólo a dos tercios de grado al sureste de la Luna durante la totalidad, tiene una magnitud m=+5.7.

 

23 de octubre, eclipse parcial de Sol

p-17cEl último eclipse de 2014 ocurre con el nodo ascendente de la Luna en la parte sur de la constelación de Virgo. A pesar de ser un eclipse parcial (81 por ciento) será visible desde una amplia región de Canadá y Estados Unidos. Desde la República Mexicana será visible como un eclipse parcial entre 15 por ciento y 30 por ciento. Las circunstancias locales (hora local) del eclipse para algunas ciudades de México se muestran en la siguiente tabla.

Es importante recordar que, mientras el eclipse de Luna puede observarse a simple vista y de manera directa, el eclipse de Sol NO DEBE observarse nunca directamente, ya que puede causar ceguera total en segundos. Asegúrese siempre de utilizar los filtros ópticos adecuados para proteger los ojos y nunca mire directamente al Sol por un telescopio, incluso si hay filtros, a menos que haya un experto acompañándole.

Esperamos tener cielos despejados para estos dos eclipses, la temporada de lluvias ya debe terminar, así que, como siempre, les exhorto a observar el cielo.

p-17dMás información:

http://eclipse.gsfc.nasa.gov/eclipse.html

 

http://www.timeanddate.com/

 

http://www.inaoep.mx

 

*rmujica@inaoep.mx