La telemedicina: una ventana de oportunidad

La telemedicina se puede definir como el uso de recursos electrónicos para transferir información médica de un lugar a otro. En forma avanzada se cita el uso de telecomunicaciones (internet) para poder realizar teleconferencias; mientras que de forma básica se incluyen la transferencia de historiales clínicos, las consultas por teléfono o correo electrónico entre un médico y un paciente. Las áreas más exploradas de la telemedicina son la neurología, cardiología y oftalmología. En este espacio daremos algunos ejemplos de las ventajas de algunas ramas de la telemedicina como alternativas viables para el diagnóstico y el tratamiento de varias enfermedades.

Imagen tomada de http://www.wolfvi- sion.com/visualizer/images/stories/wolfvi- sion/Applications/app04_medical_01.jpg

Imagen tomada de http://www.wolfvi- sion.com/visualizer/images/stories/wolfvi- sion/Applications/app04_medical_01.jpg

El mayor mérito de la telemedicina es reducir el tiempo de espera para poder ver a un especialista en áreas desatendidas, ya sea porque son pequeñas poblaciones rurales localizadas en vastas áreas geográficas o en poblaciones altamente habitadas con falta de recursos médicos. Por ejemplo, en países del África subsahariana hay en promedio menos de 10 médicos por cada 100 mil habitantes y en más de 14 países no hay un médico con especialidad en radiología, por lo que esta región seria beneficiada altamente usando la telerradiología.

Hay numerosos ejemplos exitosos de la telemedicina en varios países. El fondo de caridad Swinfen, localizado en el Reino Unido, proporciona apoyo usando la telemedicina para países del Tercer Mundo con particular énfasis en el Medio Oriente. En esta organización, médicos generales obtienen información de los pacientes en sus respectivos países y la información es enviada a especialistas del Reino Unido para un diagnóstico adecuado. El tiempo promedio para entregar el diagnóstico por el especialista en Reino Unido es de solo un día. En la India, 20 de cada 100 consultas pediátricas recibidas en hospitales rurales obtiene diagnóstico proporcionado por especialistas del área cardiaca en un centro médico de tercer nivel (con gran número de médicos con especialidades). En Tailandia se han utilizado cámaras digitales especiales para la retina para el diagnóstico de retinitis causada por virus. Las retinas de posibles personas con esta enfermedad son fotografiadas en su localidad y enviadas electrónicamente a un hospital especializado. Ahí, expertos oftalmólogos evalúan las fotografías y proporcionan un diagnóstico sin tener que acudir a las localidades. Este tipo de diagnóstico es efectivo en más de 90 por ciento de los casos, y solamente menos de 10 por ciento de los pacientes tienen que movilizarse de sus localidades para obtener un diagnóstico conclusivo. En Quebec, Canadá, existe un proyecto conjunto entre cirujanos y patólogos, quienes reciben y envían muestras de tejido de pacientes en caso que se requiera una segunda opinión para un diagnóstico. En 2008 el departamento de salud del ejército de los Estados Unidos permitió el uso de la telemedicina para sus soldados estacionados en Irak, Kuwait y Afganistán. En tres años se realizaron más de 2 mil consultas usando este medio y como resultado en promedio se enviaba un diagnóstico al médico local en tan solo cinco horas por parte del especialista localizado en los Estados Unidos.

Otra utilidad de la telemedicina es poder dar entrenamiento médico a distancia. Por ejemplo, la Universidad de McMaster, en Canadá, utiliza varios sistemas de telecomunicación para proporcionar entrenamiento a distancia y dar tutorías a cirujanos que se localizan en pequeñas comunidades en las regiones polares de Canadá.

Por último, otra ventaja de la telemedicina apoya a los pacientes, haciéndolos sentir más cómodos. En pacientes con trastorno de estrés postraumático, tres estudios han mostrado que el uso de telemedicina (videoconferencia) es tan efectivo como el tratamiento presencial. Más aún, los pacientes indicaron que preferían el uso de las videoconferencias, ya que no sentían la incomodidad de hablar sobre asuntos dolorosos en persona.

p-17bEn México, el uso de varias herramientas de la telemedicina de alto nivel se encuentra pobremente usado (por lo menos poco documentado). Un pionero en este sentido es la clínica localizada en Tijuana “Health Frontiers in Tijuana” donde se utiliza varias ramas de la telemedicina para diagnosticar casos complejos con el apoyo de la escuela de Medicina de San Diego California.

En resumen, la telemedicina es una importante herramienta con alto valor costo-efectividad para obtener ciertos tratamientos médicos, cuando el número de pacientes sobrepasa el número de especialistas. Esta herramienta proporciona consultas rápidas con especialistas y reduce la distancia geográfica. Varios medios tecnológicos proporcionan atención médica a pacientes con poco acceso a hospitales, en particular a hospitales de tercer nivel. Por último, la telemedicina ayuda a combatir conceptos erróneos derivados de información médica que aparece en páginas web sin certificación. Una gran limitación de la telemedicina es cuando los pacientes y los especialistas se encuentran en países distintos, ya que cada país tiene estrictas leyes sanitarias que reduce ampliamente su utilidad.

Este artículo es un extracto de la revisión “Narrative review of telemedicine

consultation in medical practice”,

publicado por Di Cerbo A, Morales-Medina JC, Iannitti T y Palmieri B en la revista

cientifica Patient Preference and Adherence.

 

 

alessandro811@hotmail.it, jcmm.cinvestav@gmail.com, tommaso.iannitti@gmail.com y palmieri@unimo.it