“Quienes, una mirada a nuestro mundo”

“Al menos que alguien como tú se interese de verdad, nada va a mejorar… Jamás.” Dr. Seuss

 

A “quienes” al abrir las páginas de este diario,  interese… A “quienes” hoy han sido invadidos por el hartazgo…

Ilustración: Diego Tomasini / Dibrujo

Ilustración: Diego Tomasini / Dibrujo

Nos han bombardeado. Tiempos violentos han llenado los diarios… No es necesario mencionar cuántos ni cuáles. Estamos cansados. Mientras quienes gobiernan se regocijan diciendo que habitantes del ombligo de la luna, somos felices.

Por ello es importante entender “quiénes” son los actores, a “quiénes” beneficia todo este caos, a “quiénes” perjudica y cómo.

Una ocasión tuvimos la fortuna de conocer a “quien” decía que en algún momento formaría parte de “quienes” representarían a Inglaterra, en materia ambiental dentro su respectiva embajada en suelo mexicano, es decir, “quien” promovería proyectos en materia ambiental para nuestro país, o al menos esa era la intención, esto con fondos internacionales. La plática, maravillosamente fluida, lo cual agradecemos profundamente ya que “quien” se entrevistó con “quienes” escriben, hablaba un español bastante bueno, suponemos que gracias a “quienes” fuesen sus profesores; término que despierta tantas ideas y sentimientos encontrados en nuestro país. Pero bueno; no desviemos el tema; hablábamos sobre “quien o quienes”, y de muchos temas enlistados en “agenda internacional” como conservación, rescate y deterioro ambiental entre otros, temas que son objeto de calurosas discusiones a nivel internacional. Así que, y con respecto a lo anterior, nuestro nuevo amigo nos cuestionaba ¿cómo está México en materia ambiental? A lo que respondimos tristemente con otra pregunta ¿quieres que te digamos lo que realmente pasa o la información que manejan “quienes” están en gobiernos y medios de información? Con el rostro desencajado y lleno de preguntas, con sonrisa nerviosa, planteó su postura. Al parecer, México está bastante adelantado en materia ambiental, a la par de países desarrollados. Al menos así es como se presenta en la unión internacional, con leyes, propuestas y proyectos… Evitando el desaire ante tal aseveración, nuestras risas interrumpieron, fue difícil contenernos. Entonces, “quienes” rieron, intentaron armar lo que en ese momento fue llamado el “gran pastel”, algunos preferirían llamarle rompecabezas. No entendemos por qué pastel.

Imaginemos que el pastel representa nuestros bienes naturales o recursos para “quienes” así lo prefieran; entonces, vale la pena mencionar que todas las actividades productivas están íntimamente ligadas a la disponibilidad de estos bienes, el agua es un buen ejemplo, aunque existen muchos más…

Cuando se llega a niveles de explotación y degradación extremos, los problemas ambientales no esperan, entre los cuales podemos encontrar calentamiento global, aceleración del cambio climático, pérdida de especies, perdida de ecosistemas, desertificación, entre otros. Algunos problemas sociales no están aislados, como lo hemos comentado anteriormente en esta columna; la raíz parte de una visión egocéntrica que a decir del mismo hombre, su especie se ubica en la cumbre de la evolución o de la creación, por mandato divino… Visión que permite a los “quienes” posicionarse en un lugar ideológico cómodo y así “justificar” sus actos.

Sabemos de problemas como la migración de un número importante de personas, alrededor de todo el planeta; diversos son los motivos, desde guerras hasta “refugiados ambientales”. Ambientalmente hablando, la principal causa, “cambio climático”, un ejemplo de ello son “quienes” vivían en islas, islas que están o ya han desaparecido. Algunos de estos problemas se tornan a partir de la falta de empleo y el incremento de la violencia principalmente en países en vías de desarrollo, según la unión internacional.  Algunos analistas se han pronunciado por la poca disponibilidad y la mala gestión de los bienes naturales, ya que al no haber un buen uso de éstos, no hay producción, al no haber producción las alianzas comerciales nacionales e internacionales son escasas, lo que trae como consecuencia que no haya dinero circulante, lo anterior traerá desempleo y pobreza extrema, esto se verá en el incremento de violencia, no queremos decir que esto sea la única causa-efecto de este tipo de problemas, existen muchos más. Otro caso digno de análisis es el de “quienes” vivían y ocupaban tierras clasificadas como “tierras altamente productivas” las cuales no sólo presentan bienes como un suelo fértil, una vasta cantidad de agua superficial y subterránea, flora y fauna, sino que los intereses también están en su interior, actividades demasiado loables como la minería; representadas principalmente por empresas transnacionales, están pactando con gobiernos para permitir el incremento de sus actividades, lo que trae como consecuencia, migración por despojo y en algunos otros casos por efecto, ya que las aguas superficiales se contaminan y quienes viven cuenca abajo, son severamente afectados tanto en la producción de alimentos como con enfermedades, ejemplo de ello, el Congo y un poco más cercano el río Sonora.

Podemos llenar de letras estas páginas; lo cierto es que la forma de manejo y explotación de los bienes que tiene nuestro planeta se plantea bajo el mismo sistema depredador, pero ahora con una bandera verde. Invitamos a “quienes” nos leen a buscar más sobre “Economía verde” maneras de explotación planteadas al parecer como rescate del sistema productivo y apuntalado desde la unión internacional.

 

Twitter: @helaheloderma

Facebook: Tras las huellas

traslashuellasdelanaturaleza@hotmail.com