¡Te vamos a poner en órbita!

El número de jóvenes, muy jóvenes, que de grandes quieren ser astronautas, quizá se acerque al número de los que quieren ser astrónomos. Ninguna de las dos opciones alcanzará nunca a los quieren ser bomberos, desde luego.

En mi caso particular, recuerdo muy bien la fascinación que tenía, de muy muy joven, por las estampillas postales con temas aeronáuticos y por los modelos a escala de naves como el Águila o los Apolo.

Existe una curiosidad natural por observar el cielo y explicar la naturaleza de los objetos en él, pero también un gran deseo de conquistarlo. De salir de nuestro planeta. En México se han hecho varios intentos para incorporarnos a la exploración espacial, pero sin mucho éxito, tal como nos platica el doctor Sergio Camacho, secretario del Crectealc, en la entrevista que le hicimos para este número, lo que es una lástima, ya que alguna vez escuché en un congreso que, durante la carrera espacial entre la URSS y los EUA, hubo un gran desarrollo tecnológico. Esperemos que la Agencia Espacial Mexicana se consolide y podamos subirnos en este viaje.

La exploración espacial ha dejado una gran cantidad de aplicaciones que utilizamos en la vida cotidiana, desde los pañales absorbentes hasta las telecomunicaciones. Junto con el hecho de que hace 60 años se puso en órbita el primer satélite artificial, el Sputnik, fueron motivos suficientes para que el Comité Nacional de la Noche de las Estrellas decidiera dedicar la edición 2017 a este tema.

Ya hemos comentado que la Noche de las Estrellas es un programa de la Academia Mexicana de las Ciencias que tiene como objetivo principal afianzar una cultura científica a través de la astronomía en todos los estratos de la población, conjuntando esfuerzos de las instituciones más importantes del país, así como la participación de distribuidores de telescopios y astrónomos aficionados en todo el país.

Inició con el pie derecho, durante el Año Internacional de la Astronomía en 2009, teniendo como sedes a las zonas arqueológicas, en 23 sitios, que recibieron a más de 200 mil personas para observar el cielo durante una noche.

Esta fiesta astronómica continuó con gran éxito en los años posteriores, cada vez con una temática representativa a nivel mundial: 2010 “Nuestro Universo en Movimiento”; 2011 “Año Internacional de la Química”; 2012 “Universo Maya”; 2013 “El Universo y el Agua”; 2014 “El Universo según el cristal con que se mira”; 2015 “Préndete con la Luz del Universo”, y 2016 “El Derecho a los Cielos Oscuros”.

Hasta la fecha hemos atendido, en total, a más de un millón de personas. En 2016 se registraron más de 100 sitios en todo el país, juntando a cerca de 5 mil voluntarios, quienes organizan las actividades, dan asesorías, hacen talleres y ponen a disposición del público más de 2 mil telescopios.

Queremos que este evento lleve la astronomía a la mayor cantidad de personas posible, por lo que invitamos, para todas las sedes, a que los propietarios de telescopios se sumen al proyecto. Que compartan su telescopio poniéndolo a disposición de todo público, para que más personas tengan la oportunidad, muchas veces por primera ocasión, de observar el cielo.

Las sedes a nivel nacional pueden consultarse en la página web oficial: www.nochedelasestrellas.org.mx

y si tienen preguntas también pueden buscarnos en las redes sociales:

Noche de las Estrellas

@NocheEstrellas.

En el estado de Puebla también crecemos año con año. En 2017 habrá casi 20 sedes. En Puebla, Atlixco, Ciudad Serdán, Cuetzalan, Zaragoza, Tehuacán, Zacapoaxtla, Tepeaca, Tlatlahuiquitepec, Trinidad Tepango, Tepetzala, Ixtaca-maxtitlán, entre otras. Algunas sedes aún se están definiendo al cierre de esta edición, por lo que les solicitamos consultar la página web oficial para verificar la lista final y el sitio de cada sede.

Los esperamos en cualquiera de las más de 100 sedes en todo el país. Queremos compartirles mitos alrededor de la exploración espacial, como el del bolígrafo del millón de dólares, pero también que conozcan sobre los instrumentos que las misiones Apolo dejaron en la Luna y que nos ayudan a entender también a la Tierra. Astrónomos les relatarán historias de grandes héroes, sus éxitos y fracasos. Historias de animales en el espacio. Otros astrónomos estarán platicando también sobre cómo ha ayudado la exploración espacial al desarrollo de la astronomía, no sólo con las misiones a planetas, lunas y cometas, sino a través de los espectaculares telescopios en el espacio. Algunos de estos temas están incluidos en este número de Saberes y Ciencias. Esperamos que los disfruten y que sirvan de preámbulo para la gran fiesta del 25 de noviembre.

 

rmujica@inaoep.mx