Una historia de evolución empresarial a través del apoyo técnico científico de los Laboratorios de Investigación aplicada del CUVyTT-BUAP

p-06bHace más de una década se hablaba frecuentemente de la globalización [1], parecía un término futurista y hoy es un concepto tan aceptado en el mundo que la palabra en sí misma se ha vuelto desconocida para los milenials, sin embargo, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, se dio a la tarea de adoptar, transmitir y aprovechar la globalización para ayudar a desarrollar al estado y a la región poblana, fue por medio del Centro Universitario de Vinculación y Transferencia de Tecnología (CUVyTT) que la universidad abría sus puertas a las industrias y a la sociedad en general con la finalidad de formalizar una relación que en otras partes del mundo era muy natural, poco después se ponía en boga otro término que hoy en nuestros días se antoja sobre explotado y hasta mal entendido: “la innovación”.

Por otra parte, la BUAP había sabido leer entre líneas, y aprovechando el empuje que el gobierno federal, por medio de los programas del Conacyt [2]; y teniendo en cuenta que la competitividad había llegado para quedarse, y que por ende la Universidad y las empresas debían estrechar su relación para incrementar sus fortalezas en un mundo globalizado, fue que en el año 2006 se construyó en Ciudad Cniversitaria (CU) el actual edificio del CUVyTT en donde se albergaron distintas áreas enfocadas a sectores estratégicos (ingeniería, consultoría e investigación aplicada).

Tocaba a la universidad fomentar la cultura innovadora, los empresarios, en su mayoría de las Pymes, ya sabían que debían ser competitivos, pero no tenían la infraestructura de las grandes empresas; en el CUVyTT se empezó una fuerte gestión para dar a conocer las capacidades que la universidad podía brindar; se debía demostrar que haciendo equipo, la universidad y las empresas podían competir a nivel mundial, sin ser las grandes transnacionales, se podía acceder a esos mercados siendo innovadores.

Sin embargo, la universidad no podía y no debe cerrar las puertas a las empresas de ningún tamaño, por lo que la vocación del CUVyTT no solo era ofrecer servicios, sino participar en proyectos de empresas con componente de I+D (Investigación y Desarrollo) no importando si era Pemex o “la tienda de la esquina” que quería innovar al desarrollar sus propios productos.

Con esta filosofía, el área de Investigación Aplicada del CUVyTT, actualmente brinda servicios [3] y colabora en proyectos enfocados a la vocación del estado:

  1. la industria automotriz, en la parte de metalmecánica y polímeros.
  2. la industria textil, tanto tradicional como la de materiales avanzados.
  3. la industria alimentaria y la biotecnología agrícola.
  4. la industria química (desde fármacos hasta petroquímica).

p-06aEstos fueron los principales sectores que se cubrieron, pero los laboratorios debido a su equipamiento y a los diversos perfiles técnico científicos del personal, podían ayudar a fortalecer otros sectores que comenzaban a ser demandantes. Por esta razón el CUVyTT se daba a la tarea de crear nuevas áreas que atendieran las crecientes necesidades de las empresas inmersas ya en la cultura innovadora, y por eso se creaba la Fábrica de Software, porque ahora las empresas necesitaban evolucionar hacia las TIC´s (Tecnologías de la Información y la Comunicación), pero los mismos laboratorios del área de Investigación Aplicada necesitaban crecer, por lo que en el año 2015 se creó la sección de prototipos y automatización que finalmente a inicios del año 2017 se transformó en la Maker Zone BUAP [4], en donde el empresario o cualquier persona puede llegar con una idea o concepto y materializarlo por medio del diseño, análisis de elemento finito, construcción e instrumentación; es decir, se ampliaban las capacidades de los laboratorios, ya no sólo se podían analizar las materias primas, procesos o productos finales, ahora se pueden fabricar y optimizar las máquinas que hacen esos productos, y en conjunto con las demás áreas del CUVyTT y facultades de la BUAP se pueden crear apps y sistemas de control para estos desarrollos, así como proteger la propiedad intelectual (ya sean patentes, registros de marca, etcétera) de las empresas y de la misma universidad.

Con estas nuevas capacidades se atienden ahora nuevos sectores como:

  1. Minería (de minerales metálicos y no metálicos)
  2. Automatización y control
  3. Agricultura de precisión
  4. Impacto ambiental (agua, suelo y aire)
  5. Biomateriales

Actualmente y debido a la necesidad de cumplir con los estándares internacionales en los laboratorios del CUVyTT se trabaja bajo un sistema de calidad, que de forma natural está por derivar en la acreditación por la ISO 17025 [5], la cual garantizará que la calidad de nuestro personal y de nuestros servicios son igual de competitivos que cualquier laboratorio localizado en Europa, EUA o de cualquier parte del mundo que cuente con altos estándares técnicos y de calidad.

Al iniciar este texto se nombró a la globalización y a la innovación como la inspiración para denotar la importancia y la evolución de nuestros laboratorios, esta historia no va a detenerse, seguirá evolucionando de la mano de los empresarios, actualmente nuestros esfuerzos se basan en priorizar las áreas demandantes mientras se exploran los términos IOT (internet of the things, internet de las cosas), Industria 4.0, VR (virtual reality realidad virtual) Big Data (análisis de grandes bases de datos), entre otros.

Los laboratorios del área de Investigación Aplicada del CUVyTT se han posicionado en el corazón empresarial de Puebla, las industrias que antes mandaban a analizar sus muestras a Alemania o a EUA, ahora saben que pueden acceder a tecnología de vanguardia sin tener que ir más lejos, con la seguridad de que se ahorran costos y tiempo sin reducir la calidad, los microempresarios saben que no es necesario adquirir equipos costosos, sino que pueden echar mano de la oferta de servicios de los laboratorios que cuentan con los recursos humanos y técnicos necesarios para cumplir sus metas, mantener la calidad en los productos y hasta embarcarse en nuevos proyectos que derivan en el desarrollo de nuevos procesos y productos, cabe mencionar que esto se ha logrado gracias al esfuerzo de conjunto entre la universidad y las empresas, al punto que es posible llevar a buen término proyectos complejos en donde no solo participan los laboratorios del CUVyTT, sino toda la infraestructura y personal especializado de la universidad formando una alianza estratégica que resulta en el impulso de los diversos sectores económicos, tecnológicos, sociales y hasta ambientales del estado de Puebla, y por qué no decirlo, incluso a nivel nacional.

 

eric.cervantes@correo.buap.mx

 

 

 

Referencias

 

[1] http://www.un.org/es/aboutun/booklet/globalization.shtml

 

[2] https://www.conacyt.gob.mx/index.php/fondos-y-apoyos/programa-de-estimulos-a-la-innovacion

 

[3] http://www.ditco.buap.mx/cuvytt/cuvytt-servicios-investigacion.php?pestana=cuvytt

 

[4] http://www.ditco.buap.mx/cuvytt/makerzone.php?pestana=cuvytt

 

[5] https://www.iso.org/obp/ui/#iso:std:iso-iec:17025:ed-2:v1:es