Los anfibios y reptiles de Tetela de Ocampo, biodiversidad e intereses encontrados

10a_n23“En las montañas está la libertad.

Las fuentes de la

degradación no llegan a las regiones puras del aire.

El mundo está bien en aquellos lugares

donde el ser humano

no alcanza a turbarlo

con sus miserias”.

Alexander Von Humboldt

Los anfibios fueron el primer grupo de vertebrados que poblaron la tierra hace aproximadamente unos 370 millones de años; tienen algunas características que los distinguen de otros grupos de vertebrados: la piel desnuda, presentan uno o dos pares de extremidades como las ranas, sapos, salamandras y tritones o ninguna como las cecilias; la respiración de los anfibios puede ser de tres tipos: branquial, pulmonar o por la piel. La mayoría de los anfibios vive cerca del agua o en lugares húmedos. Son de fecundación externa, y en su mayoría de desarrollo indirecto, es decir involucra una etapa larvaria acuática. Los reptiles son el primer grupo de vertebrados que logró la independencia reproductiva del agua, aproximadamente entre unos 310-320 m.d.a. al ser los primeros que desarrollaron un huevo con cascarón que le provee a sus crías protección contra la desecación y un medio acuático interno del cual se alimentan hasta completar su desarrollo. Los reptiles son un grupo de organismos fascinantes, a partir de los primeros de ellos se originaron todos los linajes de mamíferos conocidos, incluyéndonos a los humanos y por otra parte dieron origen también a animales tan majestuosos como los dinosaurios y sus más cercanos descendientes: las aves. Los reptiles se caracterizan por tener el cuerpo cubierto por escamas, respiración pulmonar, fecundación interna y desarrollo directo. Y se dividen en varios grupos: cocodrilos, tortugas, lagartijas y serpientes.

Tanto anfibios como reptiles comparten algunas características ecológicas, fisiológicas y conductuales que nos permiten a los biólogos estudiarlos de manera conjunta.

México es el primer lugar a nivel mundial en especies de anfibios y reptiles en conjunto, con más de mil 200 especies. Puebla ocupa el 5° lugar entre los estados más biodiversos en cuanto a anfibios y reptiles. La Sierra Norte del estado de Puebla es una de las regiones más biodiversas del estado; dentro de ella convergen distintos tipos de climas, vegetación y gradientes altitudinales que provocan una notable diversidad de paisajes que van desde zonas selváticas hasta distintos tipos de bosque.

Una de las amenazas actuales a la biodiversidad en esta región es la pérdida del hábitat, ocasionada por varios factores, como la expansión de la frontera urbana, agrícola y ganadera así como proyectos de infraestructura. Es importante mencionar que a pesar de la importancia biológica de la región también es una región relativamente inexplorada, desde el punto de vista biológico; sólo se conocen trabajos aislados para algunos grupos de flora o fauna; inclusive existen municipios sin registros en colecciones científicas, por lo cual se desconocen las especies totales que habitan esta región.

Dentro de las Ciencias Biológicas, una de las áreas que se encuentra más descuidada es la Sistemática, uno de sus muchos campos de acción es el desarrollo de inventarios biológicos, y es justo bajo este enfoque el proyecto que en conjunto con estudiantes de la Escuela de Biología de la BUAP y colaboradores de la UNAM realizamos el “Inventario de las especies de fauna de vertebrados terrestres de Tetela”. En este breve resumen del proyecto sólo presentamos los datos de anfibios y reptiles.

Después de más de un año de muestreos hemos registrado un total de 47 especies, de las cuales tres son salamandras, incluyendo una especie nueva, es decir que hasta el momento había permanecido desconocida para la ciencia y que no se ha registrado en ninguna otra parte del planeta. También registramos 11 especies de ranas de varias formas de vida, desde las que habitan cuevas, hasta arborícolas y terrestres que viven a orillas de los ríos y cuerpos de agua (una de ellas también es una especie nueva). Para el caso de los reptiles hemos registrado 15 lagartijas de hábitos y formas de vida que van desde arborícolas hasta otras pequeñas que viven entre la hojarasca y bajo rocas; 29 serpientes, de las cuales tres son venenosas y el resto son inofensivas, con una gran variedad de hábitos y formas de vida; una de éstas también es una especie nueva. Cabe destacar que del total de esas especies 28 son endémicas de México, es decir que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. Otro dato importante es que, según la NOM-059-SEMARNAT-2010, siete se encuentran amenazadas y 11 están sujetas a protección especial. Varias de las especies registradas se encuentran cercanas a la extinción según la IUCN, como el sapo Incilius cristatus o la salamandra Pseudoeurycea gigantea, de la cual se registró lo que pudiera ser la única población estable y abundante de esta especie en todo el mundo.


10b_n23Hasta el momento el estudio está en fase de inventario; faltan comunidades por visitar, y es de esperarse que el número de especies se incremente; el inventario es sólo la primera etapa para conocer la biodiversidad; después se tienen que realizar monitoreos, estudios poblacionales que a posteriori nos permitan hacer estudios experimentales o de aprovechamiento de especies con uso potencial. Actualmente algunas especies que fueron descubiertas hace años han comenzado a dar frutos para beneficio humano; por ejemplo, la rana sudamericana Epipedobates tricolor, descrita en 1899, de la cual se extrae la epibatidina, un analgésico 200 veces más potente que la morfina y que no causa efectos secundarios. Otro es el caso de la serpiente Bothrops jararaca, descubierta en Brasil en 1824 y de la cual en la década de los 60 se extrajo a partir del veneno un péptido, que es uno de los componentes principales de medicamento para el tratamiento de la presión arterial: “Captopril”.

Por otra parte, la situación actual del municipio es preocupante, ya que la empresa minera Grupo Frisco ha puesto sus codiciosos ojos sobre las montañas de Tetela para establecer una mina a cielo abierto, cuyas consecuencias serían catastróficas para los pobladores, la fauna y flora de la región. Este tipo de proyectos han sido prohibidos en otros países, ya que causan pérdidas irreparables como la contaminación de mantos acuíferos, pérdida de cobertura vegetal y masa forestal, perdida de hábitat y especies; sin embargo, las laxas leyes ambientales mexicanas aun las permiten, lo más preocupante del asunto es que las autoridades ambientales DGIRA y Semarnat han aprobado recientemente la fase de exploración de la minera. Evidenciando una vez más su ineptitud o mala fe, ya que a pesar de que se presentaron varios argumentos como los antes mencionados acerca de la biodiversidad de la región durante la consulta pública elaborada el pasado 7 de marzo del presente año hicieron caso omiso o incluso mintieron en el resolutivo presentado donde autorizan a la minera a comenzar con las actividades de exploración.

Estamos ante un escenario preocupante; por una parte, la gran biodiversidad e importancia biológica de una región, y por otra el riesgo de perder especies que nunca conocimos, y con ellas probables beneficios potenciales que desconocemos, por la culpa de intereses mediáticos y falsas ideas progresistas respaldadas por la miopía de la autoridades.

*acaltetepon22@gmail.com