La Colaboración HAWC

La Colaboración HAWC está formada por universidades y centros de investigación de México y Estados Unidos, participando en sus publicaciones más de 100 científicos.

Además el estudio, análisis e interpretación de los datos de HAWC, así como desarrollo de software e instrumentación dentro de la colaboración, están siendo la parte fundamental de 15 tesis de doctorado. Cinco de estas tesis están siendo desarrolladas por estudiantes mexicanos en el INAOE y en el Cinvestav.

Los representantes principales de la colaboración son el Dr. Jordan Goodman (Universidad de Maryland) por la parte de EEUU y el Dr. Alberto Carramiñana Alonso (INAOE) por la parte mexicana.

El proyecto HAWC tiene un coste aproximado de 13 millones de dólares, los cuales están proporcionados casi en su totalidad por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología en México, por la Fundación Nacional para la Ciencia (en inglés National Science Foundation) y por el Departamento de Energía en EEUU.

Tener este experimento en México no fue fruto de la casualidad, ya que una vez que finalizó el proyecto Milagro —detector similar de rayos gamma liderado por el Laboratorio Nacional de Los Álamos, EEUU— buscaban un lugar más cercano al Ecuador donde expandir su exitoso experimento.

En julio de 2007 competíamos con centros de investigación en Bolivia y China, y en agosto de 2013 con aproximadamente 100 detectores operando; ya éramos más sensibles que Milagro.

Hay que destacar que durante la selección final del sitio por parte de la Colaboración de Milagro, el Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano jugó entonces un rol esencial. No solo se tenía un sitio a la altura requerida, entre 4 mil y 5 mil metros sobre el nivel del mar, sino que se contaba además con la infraestuctura necesaria —electricidad, conexión de banda ancha y acceso— y una comunidad científica entusiasta, eficiente y reconocida internacionalmente. Realmente no hay muchos sitios en el mundo que reúnan estas condiciones.

El conjunto de la colaboración se reúne dos o tres veces al año para discutir los logros realizados y planear los trabajos futuros. Además, semanalmente se realizan videoconferencias donde se informa de los progresos inmediatos del proyecto. Estas reuniones incluyen discusiones sobre el desarrollo del sitio, la electrónica y el software además de reportes de los avances científicos mas inmediatos.

Tres investigadores, dos en el sitio y uno remotamente, se aseguran que HAWC funcione las 24 horas del día, los siete días de la semana. Este equipo de monitoreo se renueva cada semana, y todos los miembros de la Colaboración están invitados a participar.

Hasta la fecha, la Colaboración ha publicado siete artículos en revistas arbitradas de alto impacto describiendo, entre otros, las posibilidades de detectar objetos tan enigmáticos como los estallidos de rayos gamma, los agujeros negros primordiales o la presencia de materia obscura alrededor de galaxias, incluida la Vía Láctea, y cúmulos de galaxias cercanos.p-10

Los datos preliminares de HAWC, así como las previsiones publicadas en varios artículos, han despertado el interés de la comunidad internacional, de forma que al día de hoy se han firmado convenios de colaboración entre HAWC y los principales detectores de rayos gamma de altas energías. Estas colaboraciones, que permitirán el estudio simultaneo de fuentes tanto galácticas como extragalácticas, serán sin duda la base de un mejor conocimiento del Universo más extremo y energético.

 

danrosa@inaoep.mx