Ansiedad matemática, ¿un obstáculo en el aprendizaje de las matemáticas?

Sin duda, una de las preguntas que surgen en el marco de la deserción escolar provocada por el bajo rendimiento es aquella referente a ¿cuáles estudiantes son los más susceptibles a tener bajo rendimiento académico?, y más aún, ¿quiénes son los estudiantes más susceptibles de tener bajo rendimiento en el área de matemáticas? sin duda, las causas son diversas. Van desde los perfiles cognitivos, pasando por el papel docente, hasta los perfiles emocionales. Entre los perfiles emocionales asociados al aprovechamiento de los estudiantes se encuentran la ansiedad, el agrado y la utilidad. En PISA 2012 (OCDE, 2013) se menciona que la ansiedad está íntimamente relacionada con el rendimiento en matemáticas, y que influye de forma desfavorable en el concepto negativo que el estudiante tiene sobre sí mismo (baja autoestima), baja confianza en las propias posibilidades y un alto grado de ansiedad.

Imagen tomada de http://www.accionmatematica.cl/even- tos/seminario-abordando-la-ansiedad-matematica/

Imagen tomada de http://www.accionmatematica.cl/even- tos/seminario-abordando-la-ansiedad-matematica/

En el ámbito de la educación matemática, la importancia del afecto en la enseñanza y aprendizaje de las matemáticas está demostrada en diversas investigaciones (Fennema y Sherman, 1976; Hembree, 1990; McLeod, 1992). En este sentido, Caballero, Guerrero, Blanco y Piedehierro (2009), comprueban que el dominio afectivo influye en los procesos cognitivos implicados en la resolución de tareas matemáticas. En concreto la ansiedad impide un desarrollo eficaz del aprendizaje. De acuerdo con Gil, Blanco y Guerrero (2005):

“Los altos índices de fracaso escolar en el área de matemáticas exigen el estudio de la influencia de los factores afectivos y emocionales en el aprendizaje matemático, ya que pueden explicar la ansiedad que siente el alumno ante la resolución de problemas, su sensación de malestar, de frustración, de inseguridad, el bajo auto concepto que experimenta, etcétera, que frecuentemente, le impiden afrontar con éxito y eficacia las tareas matemáticas (p. 27)”

Al respecto, Nortes y Martínez (1996), afirman que un nivel alto de ansiedad matemática inhibe el rendimiento, ya que aparece un factor que interrumpe los procesos implicados en las habilidades y destrezas necesarias para poner en funcionamiento la solución buscada. De este modo, la ansiedad matemática influye en la resolución de tareas y, por tanto, en el rendimiento matemático de los estudiantes. Otras investigaciones se han reportado en el mismo sentido (Seipp, 1991, Iriarte, 2013, Monje, 2012, Pérez, 2009). Se ha estimado que dos tercios de los adultos detestan y temen las matemáticas (Furner y Duffy, 2002).

Como ansiedad matemática se comparte la definición dada por Pérez-Tyteca (2011) como un estado afectivo que se caracteriza por la ausencia de confort, que puede experimentar un individuo en situaciones relacionadas con las matemáticas tanto de su vida cotidiana como académica, y que se manifiesta mediante una serie de respuestas tanto fisiológicas como emocionales.

Estos sentimientos negativos hacia las matemáticas afectan en gran medida la capacidad del estudiante para desempeñarse bien, y su deseo de continuar su aprendizaje de las matemáticas. Esto hace que el trabajo del profesor de matemáticas, se torne extremadamente difícil y si no es que hasta imposible. Conocer algunas de las causas, los efectos y las medidas de prevención de la ansiedad matemática sería de gran utilidad para el profesor de matemáticas de cualquier nivel.

A pesar de que el estudio sobre la ansiedad hacia las matemáticas se inició hace más de 40 a ños sigue siendo un tema de plena actualidad. Los alumnos que sienten ansiedad cuando estudian matemáticas tienden a no interesarse en su estudio ni disfrutar con ellas. Dada la fuerte prevalencia de la ansiedad entre los estudiantes, es importante proseguir investigando en esta área (OCDE, 2004).

Sin embargo, son pocos los estudios realizados en México y menos aquellos en donde se evalúan las consecuencias, las relaciones y los efectos de la ansiedad matemática en estudiantes de bachillerato y su relación con el aprovechamiento académico.

Diversas investigaciones han pretendido dar respuesta a preguntas como:

¿A qué edad comienza o se presenta la ansiedad hacia las matemáticas? ¿Qué la causa? ¿En qué medida las diversas dimensiones de la ansiedad hacia las matemáticas afectan el rendimiento académico de los estudiantes? ¿La ansiedad hacia las matemáticas es indistinta del género, edad y temas de matemáticas de los estudiantes? ¿Si se realizara una estrategia de intervención, se puede elevar su rendimiento en las asignaturas de matemáticas?

Una de estas investigaciones es la que se está realizando por parte de los autores en donde se analizarán los datos de estudiantes, de ambos géneros, que estudian el bachillerato general en la ciudad de Puebla, que estudian el segundo y tercer año, con edades comprendidas entre los 15 y 18 años de edad. Para tal efecto se utilizará como instrumento The Mathematics Anxiety Rating Scale versión corta (MARS – a, Richardson y Suinn, 1972) con 30 ítems tipo Likert que describen el nivel de ansiedad.

 

Referencias

Ashcraft, M. H. (2002). Math anxiety: Personal, educational, and cognitive consequences. Current Directions in Psychological Science, 11(5), 181-185.

Guerrero, E. Blanco, L.J. y Castro, F. (2001). Trastornos emocionales ante la educación matemática. En García, J.N. (Coords.), Aplicaciones de Intervención Psicopedagógica. Extremadura, España. Pirámide, 229-237.

 

Molina, E. (2012). Factores de la actitud y ansiedad al aprendizaje de la matemática en estudiantes adolescentes de la ciudad de Milagro. La relación de la estructura familiar y el rendimiento académico. Revista Iberoamericana de Educación Matemática, 29 (2012).109 – 120.

Monje, J., Pérez, P., Castro. E (2012). Resolución de problemas y ansiedad matemática: profundizando en su relación. Revista Iberoamericana de Educación Matemática, 32 (2012), 45-62

Monje, J., Pérez-Tyteca, P. y Castro, E. (2011). Resolución de problemas y ansiedad matemática: una relación basada en la influencia mutua. En J. L. Lupiáñez, M. C. Cañadas, M. Molina, M. Palarea, y A. Maz (Eds.), Investigaciones en Pensamiento Numérico y Algebraico e Historia de la Matemática y Educación Matemática – 2011 (pp. 59-67). Granada: Dpto. Didáctica de la Matemática, Universidad de Granada.

Niculescu, A., Tempelaar, D., Leppink, J. (2015). Feelings and performance in the first year at university: Learning – related emotions as predictors of achievement outcomes in mathematics and statistics. Electronic Journal of Research in Educational Psychology, 13 (3), 431 – 462.

 

rosec1008@hotmail.com