Vinculación de la Investigación y Desarrollo de Recursos Humanos en la BUAP en el cuidado de los suelos en el estado de Puebla

Introducción

 

El Departamento de Investigación en Ciencias Agrícolas (DICA) del Instituto de Ciencias de la BUAP ha laborado durante décadas en el estudio de los suelos poblanos; en las dos últimas se han redoblado esfuerzos en la investigación enfocados a la formación de recursos humanos, publicación de libros, cuadernos y libros seriados sobre la problemática de suelos; se ha prestado especial atención en la capacitación y apoyo a comunidades rurales, se han desarrollado proyectos financiados por Conacyt, Semarnat, Sedesol, Fundación Produce, VIEP-Conacyt, entre otros y un número importante de artículos en revistas nacionales y extranjeras han sido publicados, además de numerosas presentaciones en eventos académicos, lo cual han permitido dar a conocer la problemática de los suelos en el Estado.

 

Causas de la degradación de los suelos

 

El estado de Puebla cuenta con una riqueza edáfica de incalculable valor, suelos profundos y productivos han contribuido en su momento al desarrollo agrícola y al sustento de las familias que habitan en las zonas rurales; sin embargo, durante muchos años los suelos se han sometido a una explotación intensiva sin tener en cuenta las condiciones ecológicas de cada región; se cultivan áreas en pendientes sin tener en cuenta la protección de los suelos ni aplicar métodos de cultivos adecuados a las características del lugar; la deforestación, la práctica agrícola en zonas montañosas y alomadas no aptas para la agricultura han favorecido la pérdida por erosión hídrica de suelos productivos y han convertido a muchos sectores en el Estado en zonas que pueden ser catalogadas como áreas de desastre ecológico; las causas de la erosión son:

  • Pérdida de la cobertura vegetal.
  • Cultivo en zonas no aptas para la agricultura.
  • Pastoreo intensivo de ganado vacuno y bovino.
  • Falta de una estrategia para el cuidado de los suelos.

La explotación agrícola inadecuada puede comprometer el desarrollo sustentable en áreas con potencial edáfico importante.

 

Entre los logros obtenidos se pueden citar:

  • Desarrollo de recursos humanos: 18 tesis de maestría; ocho tesis de doctorado
  • Publicaciones: dos libros; dos manuales; dos cuadernos; siete libros seriados; capítulos de libro, artículos en revistas arbitradas e indizadas y en eventos, también son resultados académicos.
  • Apoyo a comunidades rurales. Donde se ha llevado a cabo el montaje de Sectores de Referencia para la capacitación y aplicación de sistemas de medidas anti erosivas: Francisco I. M., Huehuetla; Zacalomas, Tetela Ocampo; Nopala, Huauchinango; Xonalpú, Huehuetla; Tepenene, Tzicatlacoyan.
  • Proyectos financiados por instancias del gobierno estatal y federal: Conacyt; Semarnat, Sedesol, Fundación Produce; VIEP-Conacyt y proyectos financiados por la BUAP.

 

Otros resultados

 

Se elaboró el mapa de “Zonificación Agroecológica de la Sierra Norte de Puebla”, donde se incluyen 12 municipios y una extensión de 2 mil km2; se ofrece información detallada a nivel de sub regiones para el manejo de los suelos, medidas de conservación y se determinan los factores que limitan la agricultura.

Se actualizó la carta de suelos del municipio de Tzicatlacoyan; se pudo constatar como unidades de suelo productivas, se transformaron en suelos no aptos para la agricultura por los afectos de la degradación y el manejo inadecuado.

Se elaboró la carta de la erosión actual de los suelos del municipio de Tzicatlacoyan. 90.91 por ciento del territorio del municipio, presenta erosión desde fuerte hasta muy severa, una de las causas del grado de marginación muy alto que presenta el municipio.

Hasta aquí los esfuerzos se han concretado en la formación de recursos humanos, el diagnóstico de la degradación de los suelos, la publicación de resultados y la ejecución de proyectos para la conservación de los suelo; la experiencia acumulada en las últimas décadas ha favorecido la reflexión; no se puede atacar la problemática de los suelos por sí sola, como tampoco se puede resolver la problemática de los bosques, del agua y de la contaminación del aire como si entre estos factores naturales no existiera una estrecha relación; en la actualidad es necesario vincular el cuidado de los suelos y en el entorno en las dimensiones ambiental, social y económica, que es realmente donde impacta; hoy el enfoque debe ser integral, atender a la vez los problemas de la degradación de los suelos, de la regeneración de los bosques, del cuidado de los cuerpos de agua, en lo ambiental, y a su vez también en el aspecto social; atender la educación con calidad, los servicios sanitarios a la población y la infraestructura en las comunidades; en lo económico se debe favorecer el desarrollo de microempresas, crear en las comunidades brigadas que perciban un ingreso por servicios ambientales asociados a la reforestación de áreas degradadas, fomentar los bosques y la implementación de sistemas de medidas para la protección de los suelos y su recuperación; solo vinculando a las comunidades rurales se podrá tener éxito en el mejoramiento de las tierras, la biodiversidad y el nivel de vida en el campo y esto debe llevarse a cabo en el marco del cuidado de los suelos, tal y como reza un viejo proverbio campesino “Cuide el suelo y lo demás se cuidará solo”. Ya se cuenta con una iniciativa basada en la experiencia adquirida en los últimos años que será propuesta a las autoridades de la BUAP y al gobierno estatal, cuyo título sugerido es: “Programa para la conservación y recuperación de los suelos y la biodiversidad. Reforestación, producción de alimentos y mitigación y adaptación al cambio climático”.

Si se degradan los suelos se pierde el sustento familiar en las comunidades rurales, y esto lleva a la pobreza, el hambre y la marginación, en lo social y lo económico. En lo ambiental: representa la pérdida del mayor reservorio para la captura de carbono en el planeta, y un incremento en la emisión de CO2 a la atmósfera, pérdida de la biodiversidad de plantas y animales por no contar con el abrigo y sustento alimentario que les da el suelo. Es necesario, entonces, enmarcar el cuidado de los suelos en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y del Informe del Grupo de Personas Eminentes sobre la Agenda de Desarrollo Post-2015, donde se coloca el desarrollo sostenible en el centro de la agenda. Se trata de integrar las dimensiones social, económica y medioambiental como única vía para detener la degradación de los recursos naturales, combatir la pobreza, lograr la independencia alimentaria y la mitigación y adaptación al cambio climático.

Las comunidades rurales no saldrán del estado actual de pobreza y marginación si no se mejoran las condiciones de sus tierras y se involucra a éstas en la recuperación de las condiciones originales que una vez existieron en el campo poblano. Esto solo se logrará atacando integralmente y de manera interdisciplinaria la degradación de las tierras.

 

Planteamiento del problema

 

El suelo y los recursos naturales son en suma importantes para el desarrollo del estado de Puebla, constituyen la base o sustento para las comunidades rurales; sin éstos la vida sería precaria y llena de necesidades sin satisfacer; sin embargo, en el estado, el descuido y maltrato a que son sometidos los recursos naturales representa un costo altísimo en lo ambiental, social y económico.

En el estado existen ejemplos de como conservar y recuperar suelos; sin embargo, es insuficiente dada la magnitud del problema; se requiere más agilidad y recursos para frenar la degradación de los suelos y los ecosistemas, con lo cual mejorará el nivel de vida en el campo y se iniciará un proceso de mejoras de las condiciones ambientales, sociales y económicas.

 

Conclusión

 

  • Los compromisos para el campo sobre la seguridad y la independencia alimentaria; los índices de pobreza, marginación, salud humana, calidad de vida en el campo y la lucha contra los afectos del cambio climático… serán eternas promesas si no se vinculan con el cuidado de los tierras.
  • Es necesario crear una alianza estratégica entre la BUAP, el gobierno estatal y federal para lograr resultados que impacten en lo ambiental, social y económico en las comunidades rurales de Puebla.
  • Desde hace 20 años, la comunidad internacional ha aspirado a integrar las dimensiones social, económica y medioambiental de la sostenibilidad, pero ningún país lo ha logrado. Puebla puede convertirse en un referente a nivel nacional e internacional.

ajcareaga@gmail.com