Atletas poblanos destacados

El deporte en Puebla ha vivido una época de abandono, tal vez la más importante en los últimos 20 años, el desinterés por parte de las autoridades estatales ha dejado de lado esta actividad en la entidad.

Yola Ramírez

Yola Ramírez

El deporte de alto rendimiento, hoy, más que nunca, es un esfuerzo individual donde se refleja la falta de un programa serio, que dé seguimiento a los atletas, que les brinde apoyo y sobre todo que tenga los medios para generar a nuevos talentos en el deporte poblano.

Puebla ha sido una de las entidades con menos recursos destinados al deporte en el país en los últimos 20 años, presupuestos irrisorios a comparación de lo que hacen estados como Nuevo León, Jalisco y Baja California, donde se superan los 700 millones de pesos al año; aquí el apoyo se reduce a becas deportivas, donde el municipio de Puebla ha tomado esa función (sin que le corresponda) apoyar con algunos estímulos que en promedio son de 5 mil pesos al mes para los deportistas poblanos.

El deporte en Puebla en los últimos 20 años ha ido del populismo de Salomón Jauli, donde se realizaban eventos de todo tipo para la población en general y con un abandono del alto rendimiento, hasta el otro extremo, con Manuel Yoshimatz, donde se trajeron atletas de todos lados para tener una actuación destacada en la Olimpiada Nacional cuando la entidad fue sede, hasta ahora, donde el trabajo del Inpode se limita a organizar torneos estatales de futbol como estrategia de posicionamiento.

Aurelio López

Aurelio López

En estos años se pasó de un organismo descentralizado de la SEP, que trabajaba con su propio presupuesto, hasta la marcha atrás en el sexenio de Moreno Valle, donde el Instituto quedó incluido de nueva cuenta en dicha secretaría, por lo que los procesos administrativos son interminables y la falta de presupuesto es todavía más grave.

Para remitirnos a poblanos de primer nivel mundial en el deporte tendríamos que remontarnos a Yola Ramírez, tenista originaria de Teziutlán, Puebla, que está incluida en el Salón de la Fama de Wimbledon y de Roland Garros, que además fue Top Ten del mundo, donde su logro más destacado fue ser campeona de dobles en el Abierto de Francia en 1958 y finalista en el mismo escenario, pero en singles en 1960 y 1961.

Aurelio López, el destacado beisbolista, el “Buitre” de Tecamachalco, quien fuera campeón de las Grandes Ligas, como parte del cuerpo de pitcheo de los Tigres de Detroit en 1984, misma década donde se quedaron los últimos medallistas de la entidad, como el mismo Manuel Yoshimatz, bronce en Los Ángeles 84 en ciclismo para el originario de Cholula y a Mario González de boxeo.

De ahí debemos remontarnos hasta Barcelona 92, donde aparecería William de Jesús Córdoba, quien ha representado a Puebla durante toda su trayectoria y que en el Taekwondo, en ese momento como deporte de exhibición, conseguiría una medalla en los Juegos Olímpicos.

Manuel Yoshimatz

Manuel Yoshimatz

William de Jesús reabrió las páginas brillantes del taekwondo en la entidad, que hasta la fecha tiene buenos representantes, pero que no han podido alcanzar la gloria olímpica dentro de esta disciplina.

A partir de ahí los poblanos se han tenido que conformar con ser parte de la delegación, sin una aspiración real de presea en la máxima justa del deporte. Además, la ausencia de deportistas de la entidad en este escenario ha sido reflejo de esa falta de un programa serio y real por parte de las autoridades estatales.

 

 

 

 

 

La actualidad

Después de aquellos nombres, en lo que va del milenio, el deporte poblano se ha tenido que conformar con participar en Juegos Olímpicos, además de contar con atletas muy destacados, pero que no están incluidos en esta justa mundial o en la fase de deporte adaptado donde Puebla ha tenido destacados atletas.

Mario González

Mario González

De inicio, Ariadne Hernández, que desde finales de los años noventas y principios de la década se destacó en las pruebas de medio fondo, la originaria de Tepeyahualco, Puebla, fue medallista en los Juegos Paralímpicos de Sydney 2000, donde fue medalla de plata en los 5 mil metros planos y doble medallista de bronce en los 800 y mil 500 metros en la categoría T54.

Ariadne Hernández fue el estandarte del deporte poblano en aquellos años, un esfuerzo netamente individual y con sus propios recursos que la llevó a destacar dentro del deporte paralímpico en nuestro país.

Otro de los atletas poblanos destacados por aquellos años, específicamente en 2004, se dio la que sería la penúltima participación de deportistas de la entidad en los Juegos Olímpicos: Edgar Chumacero en esgrima y Hernani Palalía en la prueba de maratón en la justa realizada en Atenas, Grecia.

William de Jesús Córdoba

William de Jesús Córdoba

Edgar Chumacero destacó en la disciplina de Florete individual, con una carrera destacada y que concretó su mayor logro al asistir a la justa de verano en Atenas 2004, siempre en conflicto con los dirigentes poblanos del deporte de la época, realizó su trabajo junto a José Manuel Razcón, entrenador cubano que hasta la fecha es parte del staff de entrenadores de la Selección Nacional Mexicana de la especialidad.

A nivel estatal, Edgar Chumacero fue una de las figuras principales del deporte en Puebla con participaciones en Juegos Centroamericanos, en Panamericanos y sobre todo con su participación en Atenas, si bien se fue muy rápido de la competencia, le dio a la entidad un lugar en esa justa.

Mismo caso de Hernani Palalía, un maratonista destacado, sobre todo con triunfos constantes en el país donde el originiario de Ocotlán, Puebla, también destacó en eventos internacionales, es el único fondista en representar a la entidad en Juegos Olímpicos.

 

Yadira Lira y Maricruz Colón

 

Ariadne Hernández

Ariadne Hernández

Para esos tiempos aparecieron dos mujeres muy destacadas que representaron a Puebla y a México, el caso de Yadira Lira Navarro, quien si bien no nació en la entidad, ha participado y puesto en alto el nombre de su disciplina, el karate.

Yadira Lira fue campeona del mundo en la disciplina, en 2004 fue campeona del mundo en este arte marcial, en 2006 fue subcampeona del mundo y para México fue una medallista constante en Juegos Centroamericanos y también Panamericanos, recordando que el karate será deporte olímpico hasta Tokio 2020 .

Esa situación privó a Yadira Lira y a Puebla de tener una atleta en el máximo escenario deportivo, puesto que la disciplina no estaba incluida como disciplina olímpica; sin embargo, eso no eclipsó la carrera de esta atleta que es una de las figuras más importantes del deporte poblano en los últimos 20 años. Apoyada por la BUAP y por algunos directores del Instituto Poblano, Yadira pudo construir una brillante carrera como deportista de alto rendimiento y ser, entre otras cosas, la capitana del equipo nacional de karate por muchos años.

Quien también apareció de manera brillante en una disciplina, aún más limitada en justas internacionales como Juegos Olímpicos, es Maricruz Colón Tenorio, dentro de la disciplina del frontenis y en sus diferentes modalidades, la atleta consiguió ser campeona del mundo en la especialidad y representar a Puebla durante mucho tiempo en la selección nacional y eventos internacionales.

Maricruz se encontró con la dificultad de que este deporte, a nivel mundial, tiene pocos países que lo practican, por lo que su carácter global se ha cuestionado y si bien apareció en algunos momentos como posibilidad de llegar a Juegos Olímpicos como disciplina, siempre se ha quedado en el camino.

 

Actualidad

 

Edgar Chumacero

Edgar Chumacero

En los últimos años son pocos los nombres destacados dentro del deporte poblano que hayan alcanzado este nivel, si bien hubo promesas importantes y atletas en casos especiales como el de Damián Villa, que nacido en otra entidad, residiendo en Estados Unidos y que de vez en cuando estuvo en Cholula, se le adaptó como poblano por la posibilidad grande de que llegara a Juegos Olímpicos en el taekwondo.

A pesar de su calidad, su indisciplina constante, incluso dentro de la Selección Nacional Mexicana, le ha costado siempre entrar en la máxima justa. Incluido como poblano existió alguna posibilidad de que entrara en este grupo de atletas.

 

 

 

 

Marcos Madrid

En estos momentos la máxima figura del deporte en Puebla es, sin duda, Marcos Madrid Mantilla, el tenismesista fue capaz de romper una racha de 12 años sin que se tuviera a un atleta de la entidad en Juegos Olímpicos, cuando apareció en Río 2016.

Marcos Madrid es el mejor ejemplo del atleta que ha construido su carrera con el apoyo de su familia, donde su padre en algún momento fue presidente de la Asociación Estatal del Deporte, además de que por sus propios recursos realizó viajes en la siguiente etapa de su carrera.

Debió emigrar a Francia, donde se ha convertido en jugador profesional para tomar el fogueo necesario, conseguir un mejor nivel y a partir de ahí buscar en una disciplina muy poco apoyada en el país en general su lugar en Río. Situación que en lo personal terminó con años de frustración donde se había quedado a un triunfo de calificar a unos Juegos Olímpicos, actualmente busca repetir su participación en este escenario en Tokio 2020.

Diana Coraza

 

La otra figura del deporte en Puebla y que empieza a construir una brillante carrera es Diana Laura Coraza, ella en el deporte adaptado, puesto que participa dentro de la disciplina de 400 y sobre todo de 800 metros para Ciegos y Débiles Visuales.

Diana Coraza ha conseguido el máximo honor para un atleta nacional como es ganar el Premio Nacional del Deporte, que en este 2017 pudo concretar gracias a que hoy es la campeona del mundo en la prueba de 800 metros y la subcampeona del mundo en 400 metros.

Logros conseguidos después de mucho trabajo y sacrificio, que la han llevado a dejar Puebla y ahora residir en la ciudad de México, donde trabajará con los entrenadores nacionales para así consolidar el potencial que tiene e intentar llegar a Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, donde el objetivo es muy claro: conseguir una medalla.

Finalmente, señalar que también hay deportistas dentro de las posibilidades de representar a Puebla en escenarios internacionales importantes, incluso en Juegos Olímpicos. Sin que necesariamente hayan nacido en Puebla, Merillela Arreola en la disciplina de karate está trabajando para llegar a Tokio 2020 y representar a la entidad, y la otra es Ana Carmen Torres en la disciplina de halterofilia, esta última atleta con pocos años de residencia en Puebla sigue ligada a la entidad y representando en cada competencia a la que asiste ya como parte de la selección nacional dentro del levantamiento de pesas.

 

laguilarc8@hotmail.com