Hashtag

De acuerdo con el estudio publicado por la Asociación Interactiva en Publicidad, A. C. (IAB*, Interactive Advertising Bureau), principal organismo a nivel global que representa a la industria de la publicidad digital y marketing interactivo en México, en 2016, había 71.5 millones de internautas mexicanos, lo que equivale a 60 por ciento de la población.

En este mismo trabajo titulado Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos entre Internautas Mexicanos 2017 se destaca que el crecimiento acelerado de smartphones ha cambiado la dinámica de consumo de medios de los internautas mexicanos, ya que con estos teléfonos tienen acceso a Internet en cada momento del día.

El estudio arroja, entre otras cosas, un fuerte incremento en compras por internet: 66 por ciento ha realizado alguna transacción online, pero también hay cambios importantes en el consumo de video por internet, resultó que actualmente se consume más video durante el llamado primetime (de 6 pm a medianoche). Este detalle nos empujó a incluir, en este número, un texto dedicado a esta evolución.

Entre los 71.5 millones de internautas mexicanos, el uso de redes sociales está distribuido como sigue: facebook (92 por ciento), YouTube (79 por ciento), Google + (42 por ciento), Twitter (40 por ciento), Instagram (40 por ciento), Pinterest (18 por ciento), Snapchat (15 por ciento), LinkedIn (10 por ciento), Taringa (8 por ciento) y Tumblr (7 por ciento).

Como hallazgos principales del estudio del IAB nos mencionan que: la movilidad es esencial para el internauta mexicano; Internet permea en cada actividad del día y complementa la rutina del internauta; el video digital evoluciona el consumo de contenido al final de la jornada; y las interacciones inmediatas son ideales para una relación positiva con la publicidad.

Como parte de los 75.1 millones de mexicanos que usan internet, estoy entre el 92 por ciento que prefiere facebook y entre el 43 por ciento que regresa a casa si olvida el celular. Igual que el 77 por ciento estoy revisando redes sociales mientras veo televisión. Con todo esto, entiendo que  mil 400 amigos en facebook y cerca de 700 seguidores en Twitter son números para dar pena. A mi favor tendría que decir que empecé tarde en esto de las redes y que las utilizo principalmente para promover los eventos de divulgación, tanto del INAOE como de nuestros colaboradores. Pero el argumento sigue sin convencerme, más cuando sé de jóvenes de secundaria y prepa que ya llegaron a los cinco mil amigos permitidos y deben cambiar de modalidad a “personaje público¨, ni compararse con artistas y otras figuras públicas.

Una de mis inquietudes con redes sociales, es que, según he escuchado, en facebook ya no están los jóvenes, lo atractivo ahora es Snapchat o Instagram. Esto me ha hecho pensar en abrir una cuenta en, al menos, Instagram, pero nomás no da el tiempo, ni se diga de YouTube ni mucho menos Snapchat. Aunque es obvio que lo intentaré, ya que uno de los objetivos de divulgar la ciencia, es promoverla entre los más jóvenes.

Cómo ya mencioné, me enrolé tarde a Facebook y mucho más tarde a Twitter. Aún me cuesta trabajo entender muchos de los términos utilizados, o las acciones posibles para “empujar” la publicación, como etiquetar, comentar, crear eventos, etcétera. Incluso mantener la página en “movimiento”, acción clave para el éxito en redes sociales.

Sin embargo, trato de usarlas tanto como me es posible. He encontrado que para promover los eventos de divulgación son fundamentales. Muchos profesores y divulgadores están ahí. Soy feliz cuando alguna publicación pasa de 10 “compartidos” y más de 50 “me gusta”, aunque he tenido algunas publicaciones con ¡más de 250 “compartidos”! La convocatoria del Taller de Ciencia para Jóvenes impuso este récord, lo que resultó en un buen número de solicitudes.

Trato de generar contenidos además de replicar, principalmente, todo lo del INAOE. Incluyo pocas cosas personales, algunas acerca de mis aficiones para hacerles publicidad. No me gustan mucho para conversar, se hacen largos diálogos en los que me parece complicado buscar algún dato que fue enviado. Al parecer, el éxito en las redes es el cambio continuo, así que de repente sí le meto tiempo a mis redes, pero no siempre, aunque, por razones extrañas, sí me doy cuenta cuando hay pocos movimientos en las redes de nuestro instituto.

Me parece que muchos, yo incluido, de los 71,5 millones de internautas mexicanos tiene poca o nula idea del funcionamiento básico de las redes, mucho menos sobre detalles como la privacidad, por eso hemos tratado de integrar en este número de                               textos sobre el uso, tendencias y análisis de las redes sociales. Es importante que, por ejemplo, sepan lo que es posible hacer con los datos que subimos a nuestras redes, ya que, como todo en la vida, las redes sociales tienen un lado brillante y otro oscuro, y como todo en la vida, depende de cada uno cómo usarlas. Esperamos que disfruten este número y que le den muchos likes a los artículos.

 

* La IAB México es una asociación sin fines de lucro. En 2005 inició actividades con el objetivo de integrar y fomentar el crecimiento

de la industria a través del desarrollo y difusión de estudios, programas educativos y mejores prácticas.

 

rmujica@inaoep.mx